Carta abierta al presidente Putin

En estos días terribles, quiero escribir unas líneas para expresar mi tristeza por lo que esta ocurriendo el Ucrania. Veo a hombres, mujeres y niños sufrir ante la acción de un poder muy superior a la nación en la que viven. Veo un ejercito con gran disciplina, orden y capacidad logística, avanzar en el territorio de una nación hermana del pueblo ruso.

Me consta la fortaleza y capacidad de sufrimiento de quienes viven y son ciudadanos de esa gran nación que es Rusia. También estoy convencido de la resistencia y determinación de Ucrania. El escenario bélico que vivimos quienes vemos la invasión rusa es aquel en el que, sin acción de guerra alguna, se pone en marcha el poder inmenso de un gran Ejercito contra una nación…que no se merece ese castigo ni tiene ninguna opción frente a ese poder.

Escribo ahora a los mandos, a los soldados del Gran Ejercito Ruso. En cumplimiento de las ordenes de vuestro presidente, estáis ocupando un país hermano. Las consecuencias para su pueblo, incluyendo sus mujeres y niños, son de una dimensión tan grande que en el futuro recordaremos esta invasión como una gran desgracia.

Escribo al presidente Putin. Personalmente, no soy nadie.  Formo parte de los millones de “nadies” que deploramos esta invasión y que nos entristece su decisión de atacar a una nación que no ha atacado a Rusia. Si pudiera decirle lo que pienso, le expresaría mi profunda decepción por lo que está ordenando. En algún momento de la historia, se juzgará esta invasión como la ejercida contra una población sin posibilidad alguna ante la fuerza de Ejercito. Y cuando se analice lo ocurrido, será tremendo concluir que no hay ética ni justificación algina para lo que muchos consideramos como un genocidio.

Escribo al pueblo de Ucrania. Con vosotros nos alineamos los millones de “nadies” que en mundo queremos apoyaros y rechazamos esta demostración de violencia armada. Os apoyamos y animamos a resistir. Con vosotros no solo estamos nosotros, millones de ciudadanos del mundo. También os acompaña la fuerza de la razón, de la dignidad y del valor. Os acompaña la fuerza invencible de vuestra voluntad de luchar en defensa de vuestra nación contra quienes han cometido la indignidad de abusar de la fuerza. Vosotros, sin ataque alguno contra el pueblo ruso,  véis la destrucción en vuestras casas, el sufrimiento de vuestras mujeres y niños, ejercida por quienes dicen defender los valores del gran Pueblo Ruso.

Finalmente, escribo a los ciudadanos, al pueblo ruso. Habéis demostrado en la historia que todos conocemos, vuestra esencia de altos valores éticos y morales, vuestra resistencia y vuestra unión frente a quienes os invadieron e hicieron sufrir. Me consta que no queréis hacer lo mismo contra vuestros hermanos de Ucrania. Lo que vuestro presidente ha ordenado va en contra de los mas esenciales valores que mueven a los hombres de bien. No es correcto ahora ni lo será nunca. Lo que esta ocurriendo es un abuso del poder que tiene vuestro ejercito, preparado para luchar contra el enemigo. Y el pueblo de Ucrania no lo es.

Presidente Putin, le ruego que suspenda la invasión y ordene retornar a Rusia a su gran Ejercito. No hay mayor deshonor que obligar a sus hombres a comentar este gran error contra los principios que Inspiran y mueven a sus Fuerzas Armadas.

Raúl Ramos de la Plaza

        26-2-22

POLÍTICA DE BLOQUES

Me he cansado de escuchar en las elecciones de Castilla León, el término de política de bloques para referirse a la izquierda y a la derecha. No me gusta nada ese término.

Primero porque no creo que haya un “bloque de izquierdas”, por varias razones, comenzando porque cuando hablamos de un bloque se supone que hacemos referencia a algo solido, compacto y, desde luego no creo que lo que nos gobiernan actualmente tenga nada de eso.

En segundo lugar, porque no creo que PNV, ERC, Teruel Existe, …. Tengan mucho de izquierdas, sino más bien de “qué hay de lo mío”.

Y tercero, porque, tengo el convencimiento de que el principal partido del Gobierno no es el PSOE sino el SANCHISMO, es decir, Pedro Sánchez, con sus mentiras y con sus argucias, al amparo de las siglas y lo que representa el PSOE en España, consiguió a través de las urnas una confianza que, evidentemente ha traicionado a sus votantes. Seguramente me queda algo de romanticismo en el cuerpo, pero pienso que el verdadero votante del PSOE no es lo que está representando ahora Pedro Sánchez.

Listo era Alfredo Pérez Rubalcaba (una de las mayores voces críticas del partido socialista) cuando se refirió a un “gobierno Frankenstein”, que al igual que el personaje de ficción, se monta a partir de varios cadáveres y al que le da vida la ambición y los intereses espurios y sin escrúpulos de sus dirigentes, a los que se han venido a unir algunos tontos útiles, que contribuyen a montar una maquinaria que solo beneficia a unos pocos mientras condena a la gran mayoría.

A estos personajes, de diferentes orígenes y con diferentes objetivos (excepto el de gobernar España con el mejor acierto posible), es a lo que la prensa le ha estado llamando el “bloque de Izquierdas”.

Pero esto es lo que tenemos y no debemos que olvidar que estos individuos, son astutos y taimados y hay que reconocerles que ejecutan a la perfección el “Manual del buen Borreguismo”, que tiene como principales ejes:

  1. Utilizar una jerga superflua que, como los componentes de una ensalada, mezclan en todos sus discursos abordando conceptos superficiales que manejan a modo de amenaza para el pueblo con objeto de aparecer como los defensores de la humanidad ….. patriarcado, opresión, discriminación, indigenismo, diversidad, lenguaje inclusivo, empoderamiento, resiliencia, economía verde….. Como si el resto del mundo no quisiéramos que el mundo fuera más justo, no nos gustara erradicar la pobreza o que hubiera menos discriminación racial. Pero de esta forma ponen permanentemente a la población en el dilema: si no estás con lo que yo digo, estás en contra.
  2. Rechazar aspectos fundamentales con los que debe contar un pueblo sano, la jerarquía, el respeto por la autoridad, unas instituciones públicas fiables, libertad de expresión, la educación. Y achacar todos los problemas a las antiguas generaciones. Estos “chicos”, que han nacido con todas sus necesidades básicas cubiertas y que no se dan cuenta de que están disfrutando de los frutos del esfuerzo de los más mayores, están eliminando por completo los conceptos de esfuerzo, sufrimiento, perdedores, fracaso y cargándose la meritocracia para dar paso a la “ineptocracia”, sin caer en la cuenta de que cualquier imperio en el pasado, se desintegró habiendo sido previamente pueblos con orden y respeto a la autoridad y que previamente habían estado nadando en la abundancia. Justo lo que se quieren cargar.
  3. Controlar la libertad de expresión, porque de haberla, les impide o les dificulta el adoctrinamiento que necesitan para el control de la población. Hay que tener en cuenta que la “masa” de población, tiende a imponer como reglas de conducta y moral las ideas aceptadas por la mayoría. En consecuencia, mediante un adecuado control de los medios de comunicación, consiguen mantener al margen a todos aquellos que no se pliegan a los intereses que ellos defienden.
  4. Controlar la calle, y para eso, además de un servil Ministerio del Interior, alimentan con recursos públicos una malsana relación entre política gubernamental y sindicalismo, tanto en el sector privado como en el público.
  5. Conseguir el control total del Estado, convirtiéndolo en un “semidiós” que regula nuestras vidas. Para ello, no dudan en bordear, retorcer o incluso sobrepasar la ley y acabar con los contrapesos democráticos. Las instituciones de control están capturadas por el clientelismo partidista y han colonizado incluso la alta administración. Es necesario que el estado tenga el derecho a educar, intervenir la información, reescribir la historia, indicar la conducta correcta y, en definitiva, prostituir las instituciones públicas para usarlas como una herramienta de propaganda política a su servicio con el único objetivo de aumentar todavía más sus competencias, a través de hiperregulaciones, cometiendo abusos de poder.
  6. El uso adecuado de la violencia, de momento verbal, contra todo aquel que se atreve a enviar mensajes contrarios a los intereses del Frankenstein. Utilizan, de forma similar al que los nazis utilizaban sus SA, a grupos de fanáticos, estómagos agradecidos en la mayoría de los casos, que descargan su ira contra todos los que osen replicar. Asistimos a la remoción de muchos cargos en televisiones y emisoras de radio y a furibundas declaraciones por parte de “las barrigas henchidas” contra los que, sencillamente, opinan otra cosa. Todo se fía en política a una comunicación política de “la señorita Pepis”, que vende discursos autocomplacientes que nada tienen que ver con la realidad, y que cierta parte de la ciudadanía compra.

Si, hemos de ser conscientes de que estamos gobernados por una “Banda” con nulos conocimientos para dirigir naciones, aunque cierto es que son brillantes demagogos. Esta gente, con el control de los sindicatos, ya no temen al pueblo, al que adormecen con las subvenciones y con debates superfluos, mantienen la atención donde ellos quieren con la ayuda de las grandes empresas que financian los medios de comunicación.

Y el problema es que la alternativa a este “bloque”, es un centro casi desaparecido (qué pena de Ciudadanos), un centro- derecha sumidos en pueriles guerras intestinas, una derecha (me niego a calificarla como ultra-derecha) con elevados niveles de testosterona y una izquierda moderada (o eso sigo pensando yo), que sigue padecindo un silencio hemorroidal y que no termina de dar un puñetazo en la mesa.

Nuestros políticos actuales son de muy baja calidad y sin liderazgo. La política no sabe gobernar con mirada estratégica, conducen con la luz corta, vive atada a la noticia del telediario y está preñada de impotencia, sectarismo, fragmentación y polarización.

Y, como me enseñaba Pepe, mi querido maestro en gestión de Riesgos, lo más grave de la situación no es tanto lo que vemos en la actualidad, sino lo que viene en el futuro. Está claro que, con el evidente deterioro de nuestras fuerzas políticas, su chapucera gestión e ineficacia gestora (amén de dispendio constante de recursos públicos) y del sistema administrativo en todos los niveles, en España sufriremos inevitables consecuencias, muy negativas todas ellas, tanto para nosotros como para nuestras próximas generaciones.
Nos han instalado en el reino de la impostura y de la mentira, en el que la mala política es la moneda de cambio y con una burocracia que empieza a ser paralizante. Todo son apariencias, se vive de vender humo y el continuo trampear y no parece haber absolutamente nadie con capacidad de decisión y liderazgo en el ámbito de lo público que quiera darle la vuelta a este estado de cosas.
Confío en que no tengamos que recordar a los que hoy viven de la política que la democracia en Atenas apenas superó los dos siglos de vida, entre otras cosas porque los que terminaban ostentando el poder eran realmente los demagogos, los que realizaban promesas disparatadas e imposibles de cumplir.

O todavía, algo peor, como los temores que albergaba sobre Hitler el magnífico militar alemán, Ludenforff y que comunicaba a su presidente:

Los ciudadanos solo disponemos de nuestra pluma para escribir y las urnas para votar cuando toca, mientras tanto, la responsabilidad es de los políticos, y su responsabilidad es la de presentar una alternativa, unida y creíble, y dejarse de gilipolleces.

En la actualidad, hay patios de colegio que merecen mayor reconocimiento.

José García Cortés
19-2-22

CONTROVERSIAS DE LA CAZA

No recuerdo quien dijo que ¨ el cazador es un ser más dentro de la naturaleza, en plena comunión con ella, partícipe de los ciclos de vida y muerte, pues el sacrificio de la muerte, da lugar a la prosperidad de la vida¨.

Con frecuencia, oímos argumentos a favor y en contra de la caza. La mayoría de ellos, seguro que con mucha razón. Existen frases y textos célebres cargados de razón en ambos lados:

  • ¨ No importa si un animal es capaz de razonar o no. Solo sé que es capaz de sufrir¨. Albert Schweitzer.
  • ¨ Alimentarse de carne es un vestigio del primitivismo más grande. El paso al vegetarianismo es la primera consecuencia natural de la ilustración¨. León Tolstoi.
  • ¨ Es increíble y vergonzoso que ni predicadores ni moralistas no eleven más su voz con la bárbara costumbre de asesinar animales y además comérselos. Voltaire.
  • ¨ Los animales no son propiedades o cosas sino organismos vivientes, sujetos a la vida, que merecen nuestra compasión, respeto, amistad y apoyo. Marc Bekoff.
  • Son cosas compatibles cazar y amar a los animales. Lo que nos impone nuestra moral es no emplear ardides ni trampas. Miguel Delibes.

Seguro que los aficionados a la caza tienen argumentos sólidos para contrarrestar estas frases. No os quiero aburrir con ellos. Todos los conocemos. Lo que sí está claro es que son reivindicaciones históricas. Siempre han existido estos tipos de debates. Afortunadamente, nuestros bosques y dehesas con sus animales, siguen gozando de buena salud.

Todas las monarquías españolas han participado de esta actividad. Solo destaco la desconocida afición de Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe V y madre de Carlos III. La Reina Letizia también muy aficionada.

Me gustaría trasladar mi reflexión a este respecto ya que, desde el respeto y la evidencia, creo que este tema podría solucionarse.

Decía nuestro amado y admirado Félix Rodríguez de la Fuente que ¨ la cultura tecnológica está obligando al hombre a vivir en cárceles confortables, en inmensos laberintos sin horizontes, hechos de cemento, hierro y cristal¨. Qué estremecedor fue ese 14 de mayo de del año 1980, cuando nos enteramos de su fatal accidente. Nos contaba momentos inolvidables con la naturaleza. ¨ Nada es más sobrecogedor, ni más hermoso, en la noche estrellada, en la noche del páramo de Castilla, que el aullido lejano del lobo. Es como si el planeta no hubiera perdido su espíritu salvaje, es como si la tierra conservara algo de su lejano paleolítico y estuviera viva, lozana y palpitante¨. Algo está pasando, no sé si de forma irremediable, para que las poblaciones en escasos años, esté abandonando el paraíso para irse a malvivir a la gran ciudad, llena de dificultades, contaminación, competencias, leyes y sistemas impositivos.

Todos los veranos intento pasar unos días en Galicia o Asturias. Busco una mejor temperatura y sobretodo; pasear por sus bosques. Cada año vengo más desilusionado, las deforestaciones y su sustitución por siembras y exiguos Concejos no paran de avanzar. Hechos similares los vemos en numerosas Comunidades. ¿Qué ocurre con la flora y fauna de esas regiones?

El deterioro progresivo es evidente. Sin embargo, existen escasos cotos sociales donde los montes y su fauna continúan íntegros.

Por otro lado, sabemos de la prohibición de la caza en los parques nacionales. No hay otra forma para controlar las sobrepoblaciones de animales, hay que eliminarlos. ¿Como hacen el control de la flora y fauna?. Un exceso de animales, deteriora la raza, aumentan las enfermedades entre ellos, altera el equilibrio de la fauna al no existir depredadores naturales y destroza la flora autóctona. Todos conocemos como hacen la regulación cinética en estos lugares. Esto sí es un sufrimiento animal. El coste del mantenimiento debe ser importante, y el deterioro de los Municipios de alrededor, también. En Holanda, se prohibió la caza del ganso en el año 1999. Después de numerosas pérdidas en la agricultura dado el número existente, hay que gasearlos por millares. ¿esto es amor y respeto a los animales?

La mayoría de los llamados activistas “anticaza”, lejos de argumentos sólidos que regulen la actividad; que no deterioren nuestros bosques, que no se desmantelen nuestros pueblos, que exista bienestar animal , salud para nuestro entorno y por qué no, que genere riqueza económica, se entretienen en acosar al cazador, a los que trabajan en actividades dedicadas a la explotación cinegética, a realizar manifestaciones ordinarias y sobre todo, ahora que gobiernan, a prohibir. Por lo pronto, han prohibido cazar la tórtola y el lobo. Cualquier persona poco documentada, puede saber de las terribles consecuencias de tal ley. Los ganaderos de ciertas localidades tendrán que abandonar sus explotaciones ante la amenaza del crecimiento descontrolado de poblaciones depredadoras. Estoy seguro que no existen estudios serios del impacto medioambiental.

No les importa que expertos de las universidades más prestigiosas ( Cambridge, Adelaida o Helsinki) concluyan después de numerosos estudios científicos, que la pureza de gestión cinegética para que los animales sean trofeos y puedan ser cazables, es la mejor manera de sostenimiento de nuestros campos y  para el bienestar animal. Cuánto esfuerzo tienen que  hacer en la mayoría de los cotos para que los animales estén en óptimas condiciones de salud, para que la flora sea mantenida y el equilibrio continúe. Todas la especies cazables serán eternas. Alguien se acuerda del águila imperial, quebrantahuesos, oso pardo o el lince ibérico. ¿Cuantos años llevan en peligro de extinción?, ¿cuántos recursos de nuestro bolsillo consumen?, ¿está sirviendo para algo?. Alguien puede pensar que si fuesen animales cinegéticos, ¿desaparecerían realmente? Porqué en África no desaparecen especies que existen en escasos lugares y son pocos, como el rinoceronte blanco. Creo que al menos hay que tenerlo en cuenta. Si no leen literatura científica, que vean al menos, los programas del populista Franck Cuesta. Está de acuerdo que la actividad cinegética, es la que mantiene ciertas especies. Se cuidan a los animales y a su entorno. Alguien puede pensar ¿cuanto duraría el Marcopolo o el Ibex en  parajes inaccesibles de la cordillera de Tian Shan,  si no costaran miles de euros sus trofeos?

Teresa Ribera, ministra de transición ecológica, y, el donostiarra Juan Antonio López de Uralde, conocidos activistas “anticaza”, están al frente del gobierno para regular la actividad. Recuerdo cuando Euskal Herritarrok nombra a José Ternera representante de la comisión de derechos humanos en el Parlamento Vasco, o José Luís Tezanos director del CIS, que actúa a favor de su partido o, la Fiscal General del Estado, exministra del PSOE con su posición partidista, o como nos tiene acostumbrados la Presidenta del Congreso que limita las actuaciones del adversario político. Difícilmente con estos contertulios podríamos entendernos.

El sentimiento “anticaza” crece desde que los políticos de extrema izquierda gobiernan este País, controlan la educación y los medios de comunicación. Las nuevas generaciones víctimas maleables de los gobiernos de turno, adquieren información adoctrinable. Las manifestaciones continuas, sus actuaciones en los medios, la demonización de la actividad, adquiere cada vez más éxito para sus fines. Poco importa que estos señores de extrema izquierda puedan estar o no equivocados, que sean solo un puñado de activistas, que no tengan la información necesaria para manifestar sus deseos, que no vean las consecuencias de tales pretensiones. Ya vemos normal que existan manifestaciones de homosexuales realizando actos sexuales aberrantes en la vía pública, que los etarras asesinos sean excarcelados y considerados héroes, que el gobierno sea anuente con políticos bolivarianos, que delincuentes y procesados estén sentados en el Congreso de Diputados, que el okupa tenga más derechos que el propietario, que protejan a emigrantes ilegales con subvenciones, que seamos poco respetados desde el mundo civilizado, que el País se sienta agonizar, no importa nada. La muchedumbre los sigue votando. El sentimiento de las dos Españas, despertado por J.L. zapatero, está gozando de éxitos. Es más fuerte el recuerdo histórico de los hechos acontecidos entre 1934 y 1936 que el sentido común, la cultura o la ciencia.

Es difícil convencer a quien quiere terminar con todas las tradiciones españolas, a quien no conoce la actividad cinegética, al que no ha dirigido ni participado de ninguna explotación agraria o ganadera, de que los animales están mejor en los paraísos boscosos gestionados correctamente para mantener la raza y el equilibrio de las poblaciones, así como la flora autóctona. Un esfuerzo cada día más difícil debido a la gestión de las administraciones y a sus políticos. Me gusta hablar con los habitantes de los Municipios que rodean los cotos cinegéticos. Todos en contra de las decisiones gubernamentales, todos en contra de una ley “anticaza”. Me parece que poco importa a este gobierno la vida de cientos de miles de ciudadanos que habitan estos lugares, al demonizar a ganaderos y cotos cinegéticos. Escuchar a estas personas, mantener y ayudar a su desarrollo en los distintos Municipios, abandonar sentimientos execrables de los interlocutores políticos, y, documentarse con evidencia científica adecuada. Seguro que al menos sería el germen del entendimiento. Los bosques españoles podrían salir ganando.

Manuel Lozano Molina

         13/II/22

El buen Patrón

La Navegación De La Nave, Capitán Experimentado, Viejo Lobo De Mar Con El  Pelo Gris Y Barba En Su Puesto De Trabajo En Cabina De Navegación Barco  Fotos, Retratos, Imágenes Y FotografíaNo he visto la película, ni soy muy de Bardem, el titulo viene al caso de Albert Rivera.

Para se patrón hay que haber sido marinero.

El amigo Bardem ha sido marinero, grumete, polizón y lo que hubiera hecho falta,. Por eso le han nominado para un Oscar. Porque su trabajo, mas allá de simpatías personales, lo hace “de cine”.

El problema es cuando el patrón no ha hecho de marinero y por no tener no tiene ni el titulo de patrón. Aunque yo lo tengo dice muy poco de mi, pero me da derecho a navegar y calificar las maniobras de los demás como “barberos”, los hombres de mar sabéis lo que ese termino quiere decir.

Pues bien, cuando uno deja el barco sin haber llegado a puerto mal vamos. Es señal de que el barco hacer aguas y no va a ser capaz de arribar a su puerto de destino. Un buen patrón es el último en abandonar la nave.

Y si se presentan problemas y hay riesgo de zozobrar e irse a pique por el estado de la mar y los vientos, ordena tomar un rizo y larga un ancla de capa por barlovento para evitar la deriva.

Si no se sabe como gobernar una embarcación y por tanto a su tripulación, mejor es no aventurarse en singladuras por mares y derroteros desconocidos. Una empresa así no tiene visos de llegar a buen puerto.

El amigo Rivera, ni tiene el titulo ni ha sido marinero, ni cocinero, antes que fraile. Recuerdo el caso de Esperanza Aguirre, viejo lobo en el mar en la política sin experiencia en el mar, que se diluyó en el océano de la empresa privada como head hunter.

A Rivera le ha pasado lo mismo pero él este caso quiere sacar provecho de ello, ya que otra cosa ha visto que no puede sacar.

La política esta llena de egos, de humo,, de falsas esperanzas, de palabras grandilocuentes, de promesas incumplidas… La realidad, mucho mas cerca de cada uno de nosotros, está basada en hechos, números… en relaciones interpersonales de igual a igual. Incluso a veces hay que “bajarse los pantalones” para sacar las cosas adelante, tragándose sapos y culebras sin pedir explicaciones.

Querer trasponer el modelo de la política a la empresa es como pretender gobernar un barco en alta mar como si fuera un coche por una autopista.

Los vientos y las derivas nos deben hacen cambiar el rumbo pero siempre estamos a tiempo de aprender de ello sin perder de vista nuestro puerto de destino.

Pero nunca debemos abandonar el barco salvo que seamos unos BARBEROS.

Veremos a ver quien se lleva el Oscar en esta ocasión si Bardem en Los Ángeles o Rivera en los tribunales.

Rafael Valls

  10-2-22

CONSPIRACIÓN EN EL CONGRESO

Hemos contemplado una situación deplorable, circense, pueril y ordinaria en el Congreso de los Diputados tras la votación de la ¨reforma laboral¨. Primero aplauden los de una bancada, y al conocer la decisión final, los del otro lado. Lo de menos, el beneficio para las empresas y trabajadores. Solo pensaban en fastidiar y encolerizar a los adversarios políticos.

La Presidenta del Congreso Meritxell Batet, como una excelente prevaricadora y traidora a sus obligaciones, no podía actuar de otra manera. Niega la rectificación del voto telemático de D. Alberto Casero, y miente cuando lo intenta justificar.

Nuestro megalómano y filibustero Presidente, cuando en un principio se deroga ¨la reforma¨, mira a su Vicepresidenta y la Ministra de Hacienda, transmitiendo confianza. Segundos después, todo se arregla. Entre abrazos, inician aplausos de la forma más grosera posible.

Esta vez no hubo acuerdo con sus socios separatistas, como si eso le importara a nuestro Presidente, con su actitud falaz, taimada y traidora. Hubo un Rey de Castilla con un comportamiento similar, se trata de Enrique II de Castilla. Le llamaron ¨el fratricida¨ porque asesinó al legítimo Rey, Pedro I, su hermano, pero también, ¨el de las mercedes¨. por todo lo que le prometía al Rey de Aragón, mercenarios y franceses, que le ayudaron en las diferentes contiendas contra el heredero legítimo de Alfonso XI. Lógicamente los traiciona y no recibieron sus recompensas.

No puedo creerme tanta teatralidad infantiloide, tan vacía y achabascada. Me pregunto si todo esto lo ha preparado alguien con cabeza, alguien que sea inteligente y razone en el Congreso, que supiera la actitud de los dos diputados de UPN, que el diputado del PP, votara telemáticamente y se equivocara tres veces consecutivas, que Meritxell, actuara como lo hizo, y, que la mayoría de Diputados no se enteraran. El resultado, votar la misma ¨reforma¨ del PP pero con el sello de Sánchez. Este, sería capaz de destrozar por completo dicha Ley con tal de salirse con la suya. La hubieran aprobado más adelante con los separatistas y comunistas.

Así que igual existe alguien en el Congreso de los Diputados capaz de manejar a tanto ignorante. Aún puede haber esperanza.

Manuel Lozano M.

        5/II/22

HABÍA UNA VEZ UN CIRCO

¡¡Qué bien me lo he pasado!!, el circo del Psoe y los enanitos mentales han presentado una nueva atracción en su pista central, la derogación de la reforma laboral.

El tigre de la reforma laboral saltaba a la pista con una buena atadura, la exigencia de la U.E. que condicionaba 12.000 millones de euros a un acuerdo con las fuerzas sociales y un avance significativo en los contratos laborales.

La habilidad malabar del jefe de pista, que se estaba beneficiando de la reforma anterior, había conseguido un acuerdo de mínimos entre las fuerzas sociales según la cual, sin tocar los temas de fondos, que realmente están funcionando en la creación de empleo, cuelan lo principal para sus intereses: Darle vida a sus perritos sindicalistas subordinando los convenios de empresa a los sectoriales. Así todos contentos.

Para que el tigre pudiera ser sacado con las debidas garantías, previamente ceban a UPN con la promesa de retirar la reprobación al alcalde de Pamplona y a apoyar una partida de 27 millones de euros en el Ayuntamiento si los navarros votaban a favor de la convalidación del Real Decreto. Que eso de dar dinero público para intereses partidistas no es muy allá, pero bueno, estamos en el circo.

Pero resulta que los dos diputados de UPN, en lugar de hacer piruetas en el aire al ritmo del amo, prefieren jugar a farmacéuticos y deciden darle a Sánchez de su propia medicina: “Prometina”, en envase de 100 mg, es decir, la usada por él mismo en aquello de no pactaré con Bildu, que no gobernaré con Podemos, que no……y todo eso que ya me aburre repetir.

Miré a mi alrededor y vi a Tirso de Molina desternillándose con el tópico del burlador-burlado, jugándosela al maestro de la práctica del engaño que terminó vencido por los diputados de UPN que lo superaron en astucia, aunque no se si también en calidad moral.

Pero cuando más centrada estaba la atención, salía por el rincón el payaso Casero aporreando las tres teclas (tres) de una aplicación de plástico con colorines, verde: SI; rojo: NO, Amarillo: ABSTENCIÓN, con su correspondiente manual de instrucciones.

Gladwell formuló en su libro Outliers la que se conoce como la regla de las diez mil horas, según la cual, la clave del éxito en cualquier campo es simplemente una cuestión de practicar una tarea específica durante 20 horas a la semana durante 10 años.

Y claro, un diputado que se marcha de vacaciones a primeros de diciembre y no comienza su actividad parlamentaria hasta finales de enero, y que además tiene que votar telemáticamente, por no sé que razón, pero está claro que no era la de estar en su casa de Cáceres, no cumple con los esfuerzos mínimos para tener destreza en su ímproba tarea de pulsar el botón adecuado.

Aprovecho para aclarar que los coloretes de las mejillas del diputado son coloretes. En absoluto corresponden al sonrojo que le debería producir, cuando se les ingresa su privilegiada paga y pasan debajo de un andamio viendo a los pobres albañiles desde las 8 de la mañana trabajando a la intemperie.

Yo estaba a punto de arrancarme en aplausos por tan magnífico espectáculo cuando el Jefe de Pista nos anuncia, tras meter con forceps el uso de la mascarilla con la revalorización de las pensiones, que el martes que viene quita la obligación.

Mecachis (por no decir joder), ¡¡qué capacidad de distracción!!. Hay que reconocer que la habilidad de estos circenses es inigualable.

Y, cuando pensábamos que el espectáculo había terminado, se anuncia que la Generalitat de Cataluña ha dotado de un presupuesto de 201.000 euros para la colocación de esquelas en los periódicos que se editen en la comunidad autónoma (La Vanguardia, El País edició Catalunya, El Periódico de Catalunya, El Punt Avui, El Segre, Diari de Tarragona, Diari Més TarragonaReus-Costa Daurada, Diari de Girona, La Mañana y Ara), es decir, los adictos.

La verdad es que todo sería muy divertido,…. si no fuera verdad. Preferiría a Emilio Aragón de presidente, a Gabriel de Vicepresidente y a Gaby, Fofó y Miliki como ministros. Eso sí, modificando el ministerio de la Sra. Montero, pasando a ser el de Igualdad y de la Risa, mucho más apropiado.

Pero bueno, siempre nos quedará Rafa Nadal como referente de esfuerzo, trabajo, seriedad y humildad. RAFA FOR PRESIDENT

José García Cortés

          4-2-22

EL GALLINERO (cocoooo, cocoricoooo)

Me estoy imaginando la entrevista, del estilo de Ana Botella,…. Yes Sir, in Spain we have unas granjas very grandes con meet very mala.   

Cocoooo, Miembros del P.P. ¡Huy lo que ha dicho el ministro!

Cocoooo, Miembros el PSOE, no tontín, eso lo ha dicho a título personal.

Cocoooo, Garzón, todo esto obedece a un bulo creado por la derecha para desacreditarme.

Cocoooo, Yolanda Díaz, Pues no sé a cuento de qué viene tanto jaleo, lo que ha dicho está acreditado por la ciencia.

Cocoooo, Presidentes de Comunidades Autónomas piden la dimisión de Garzón.

Cocoooo, Garzón, que os estáis liaaandoo, que yo no he hablado de la ganadería intensiva, sino de las macrogranjas.

Cocoooo, El presidente, en su línea, dice “nosotros cumplimos con los ganaderos”

Cocoooo,  El presidente,… lamento muchísimo la polémica, lo lamento mucho. Le faltó aquello de “no volverá a suceder”.

Cocoooo, Emiliao Page, le invito a que venga a Castilla La Mancha a visitar una de nuestras granjas

Cocoooo,  Luis Planas dice que son palabras desafortunadas y que al señor Garzón le falta conocimiento sobre el sector.

Cocoooo, Garzón, me reitero en lo dicho, mis declaraciones son impecables y lo seguiré diciendo.

Cocoooo, Teresa Rivera, no hay motivo para cesar ni para dimitir.

Cocoooo, Nadia Caviño, ya se ha aclarado la posición del gobierno.

Cocoooo, Garzón, lo que yo digo es pura convicción.

A ver, tontos del haba, que el Sr. Garzón puede pensar lo que le de la real gana, pero en tanto en cuanto sea un representante de España en el extranjero, no puede decir nada negativo de nuestros productos. Eso va con el sueldo y con el privilegio de representarnos a todos. Ambas cosas, obviamente inmerecidas por su parte.

Me estoy imaginando a un director general del Santander (o de cualquier empresa) diciendo en Londres que el servicio que se prestan es malo porque es un banco “very grande” y lo que mola son las pequeñas cajas rurales.  Madre mía, cuando llegue a España, el de Recursos Humanos le está esperando en la puerta del banco con el finiquito y los efectos personales de su despacho, para que no pase siquiera.

Y mira que conozco a algunos directores generales que son unos piernas, pero, eso sí, ninguno están cerca del gilipuertas (que según la RAE es un adjetivo coloquial de gilipollas) de Garzón ni de esta caterva de políticos de todo a un euro, como en los chinos.

José García Cortés

      14-1-22

¿SE PUEDE AÑORAR LA REPÚBLICA?

Cuanto más leo, más me cuesta entender a aquellos que añoran “el Republicanismo”, y no estoy distinguiendo entre la primera (de dudosa legalidad) y la segunda, pero reconociendo que ambas intentaban solucionar un problema histórico y particularísimo del pueblo español: Sus grandes desigualdades, bruscas y prolongadas a lo largo de los siglos.

 La “revolución” que supuso la República, de eso no tengo ninguna duda, y además aplaudo, quería, a su manera, evolucionar un país cuya economía y cuyo sistema político respondía todavía a viejos principios del feudalismo, hacia un país moderno, progresista y abierto a las grandes innovaciones que se estaban produciendo en el mundo en aquella época. Todos querían destruir los cimientos del feudalismo que todavía existía en España.

Y en el fondo, creo que en realidad fue un “alzamiento” de un pueblo harto de hambrunas, analfabetismo, discriminaciones y miserias de todo tipo.

Y es que, para el hombre de la calle, y sobre todo los del campo, la República era algo más que el cambio de una bandera por otra. Significaba el fin de la era feudal de España, era la solución para acabar con la hegemonía de la Iglesia, el Ejército, la Corona y la Oligarquía sobre el resto de los españoles, pero, sobre todo, del hambre, la precariedad sanitaria, ausencia de formación y de derechos en general. Era, sencillamente, su vida.

Confieso que, si yo hubiera tenido la edad adecuada en esas fechas, sería abiertamente republicano y hubiera peleado por las injusticias y por mejorar la situación de la inmensa mayoría de los españoles.

Pero, como en las empresas y en otros órdenes de la vida, en la política todo depende del equipo gestor que te toque en suerte. Yo creo que nadie puede poner en duda las buenas intenciones de los políticos que accedieron al poder cuando Alfonso XIII salió de España, ni tampoco de su preparación intelectual y su calidad humana, muy superiores a los que tenemos ahora (en mi opinión), pero no eran las adecuadas para abordar tareas que suponían una transformación total de la sociedad.

Las crónicas nos dicen que, en los cinco años escasos de República, desfilaron por los sillones de los gabinetes ministeriales nada menos que 160 personas, entre presidentes y ministros:

Parece lógico que cualquier gobierno haga cambios en sus equipos, pero lo que sucedió en la república pudo, perfectamente, batir el record mundial de los cambios ministeriales y las crisis políticas. Tanto, como 32 personas por año, lo que nos da idea de la inestabilidad permanente de los gestores en aquella época.

En la mayoría de los textos que he leído se echa las culpas del fracaso del republicanismo al fascismo, lo cual tiene algo de cierto en la segunda república, ya que el alzamiento militar cercenó las posibilidades de arreglar las cosas. Pero quizás este argumento pueda ser el recurso fácil, porque cabe la posibilidad de que el verdadero enemigo fuera su propio sistema (como ocurre ahora).

Es posible que el republicanismo fracasara, a mi entender, por dos razones a cual más poderosas:

La primera porque se quería inspirar en otras democracias más avanzadas sin tener en cuenta que estaban muy lejos de ellas e intentaban levantar un edificio sobre unos cimientos débiles y claramente reaccionarios. Además de lentos, fueron radicales en sus cambios y no consiguieron neutralizar a aquellas personas que podían ejercer el poder de provocar las iras de la multitud, lo cual generaba violencia en las calles y desasosiego. 

Antes de las elecciones del 16-2-36, ya se producían con frecuencia huelgas, tumultos, declaraciones independentistas por doquier y muertos, muchos muertos (de ambos bandos), que, en ocasiones, necesitaban del concurso del ejército. Pero el problema es que éstos continuaron después de las elecciones del 36, basten algunos ejemplos, solo de los casos en los que derramaron sangre:

  •  4-3-36 – Graves sucesos entre militares y paisanos en Alcalá de Henares
  •  7-3-36 – Cuatro comunistas muertos a tiros en Madrid por un grupo de falangistas.
  • 10-3-36 – Graves sucesos en Puente Vallecas con disparos y conventos incendiados.
  • 23-3-36 – Asesinato en Oviedo del exministro liberal Alfredo Martínez
  •  7-4-36 – Estalla una bomba en la casa de Eduardo Ortega y Gasset, con un herido.
  • 11-4-36 – Asesinato de Manuel Pedregal, magistrado republicano.
  • 28-4-36 – Asesinato de los Hermanos Badía en Barcelona
  •  7-5-36 – Asesinato en Madrid del capital Faraudo, socialista
  • 24-5-36 – Un falangista es asesinado a tiros en Madrid
  • 25-5-36 – Cuatro comunistas muertos como represalia del asesinato del día anterior.
  • ………………………………..

En definitiva, enfrentamientos crispados por doquier, quema de iglesias, combates entre campesinos y la guardia civil, tiroteos de pistoleros fascistas y, la guinda, con el asesinato de estado de Calvo Sotelo.

La segunda causa, en mi opinión, era el fraccionamiento partidario de las izquierdas y la absoluta “intransigencia” y “radicalidad” de sus dirigentes, que anteponían su ideario a la consecución de las mejoras para la población.

Aparentemente, aunque se pudiera hablar de izquierdas y de derechas, en la parte republicana había más de 100 idearios políticos. Socialistas de Araquistaín, socialistas de Prieto, socialistas de Largo Caballero. Un republicano de Martínez Barrio no era lo mismo que uno de Azaña o Lerroux, y así una larga lista. Pero, es que lo mismo sucedía entre los monárquicos o los renovadores……..Todo un despelote. Por cierto, a mi juicio, lo que estamos viviendo hoy me empieza a sonar a algo parecido.

En absoluto quiero con todo esto mínimamente justificar el alzamiento militar, sino tan solo dejar constancia de que teníamos un país sin un gobierno real que no terminaba de poner solución a los problemas reales de la inmensa mayoría de los ciudadanos. Todos parecían ir a remolque de los acontecimientos que sucedían cada día en la calle. Los problemas del país se hacían cada día más acuciantes y el gobierno no estaba preparado para resolverlos. 

En todo caso, la historia es siempre pasado. Ocurrió lo que ocurrió, nos quedamos sin los cambios que el país necesitaba y, lo que es mucho peor, nos enzarzamos en una guerra civil que aún trajo mayor sufrimiento y desgracia para nuestra población. No debió ocurrir nunca.

Lo que sí debemos hacer es, conocer, aprender y reflexionar sobre los errores que se cometieron en el pasado con el propósito de no cometerlos ahora. Y en este sentido me gusta hacer un análisis retrospectivo, porque si lo hiciéramos, creo que todos nos sentiríamos orgullosos de los logros obtenidos.

  • En los años de la República, la esperanza de vida se encontraba en torno a los 55 años y ahora estamos los segundos del mundo con 83,58 años.
  • Cuando en la época republicana había revueltas y muertos por doquier, hoy España es considerado como uno de los países más seguros del mundo.
  • Cuando en los años 30, el analfabetismo superaba el 40% de la población total, hoy hablamos de un 1,5%.
  • Donde antes se arrastraban problemas estructurales para conseguir que la educación llegara al pueblo, hoy la educación básica está bastante desarrollada y es obligatoria y gratuita para todos los españoles.
  • Uno de los logros sí conseguidos por la República fue el de igualar los derechos de las mujeres y eso, hoy en día no solo no se ha perdido (con un paréntesis importante durante la dictadura), sino que se ha mejorado.
  • Frente a los escasos y precarios derechos laborales de los obreros de los años 30 nos encontramos actualmente muy en línea con lo desarrollado en Europa, aunque nuestro mercado sigue siendo más inflexible.
  • En la época republicana, la mortalidad infantil en España se encontraba en torno al 31% (bronquitis, neumonía, sarampión, desnutrición…) mientras que ahora, según las cifras actuales del Instituto Nacional de Estadística, hubo 2,66 menores de 1 año fallecidos por cada 1.000 nacidos en el año 2020, representando una de las tasas más bajas del mundo.
  • Ya no existe tampoco esa Iglesia llena de privilegios, hoy en día es una institución, totalmente separada del Estado y muy volcada a los aspectos sociales, como lo demuestra la carta encíclica FRATELLI TUTTI del Papa Francisco (que, por cierto, invito a leer). Véase las prisas de Yolanda Díaz, quien dijo que la visita al Papa es un ejemplo de lo que quiere para España.
  • No solo se mantiene la eliminación republicana de Código Penal de cualquier mención a la homosexualidad de entre las conductas tipificadas como delito, sino, que se han ampliado sus derechos como ciudadanos, persiguiéndose hoy en día cualquier manifestación contraria a la libertad sexual.
  • En cuanto a la creación de riqueza (en cifras homogeneizadas) de unos escasos 1.500 dólares a los 26.000 actuales, en una acumulación apenas interrumpido desde la guerra civil

Ahora bien, desde 1931 hasta 2022, hay dos acontecimientos que han hecho posible todas estas mejoras:

La propia gestión de Franco. (aunque no guste escucharlo). De forma sintética, he recogido la opinión de cuatro historiadores sobre lo peor y lo mejor de su mandato:

Lo peor:

  • La brutal represión que ejerció, sobre todo después de la victoria, basada en política de exterminio del enemigo.
  • Que no diese más libertades (como la resistencia a reconocer la creación de asociaciones políticas para dar curso a la creciente pluralidad de la sociedad) antes de su muerte para acelerar la llegada de la democracia antes.

Lo mejor:

  • El enorme desarrollo económico y social de España, sobre todo en los últimos años de la dictadura (1957-1975), con un fuerte desarrollo de las clases medias que propiciaron dejar a España en 1975 como la novena potencia novena industrial, construyendo una poderosa clase media.
  • Propició la sucesión el Rey Juan Carlos I para favorecer una transición a la democracia sin violencias ni confrontación, aunque no todos los cambios los quiso y los deseó, pero terminó cediendo a la fuerza de los hechos.
  • La modernización del país a partir de los años sesenta con la adopción de una política económica atenta a las directrices del FMI y del Banco Mundial, que permitió la atracción de inversiones extranjeras con el aumento de la industrialización, la apertura al turismo y la mejora generalizada de las infraestructuras.
  • El establecimiento de un Estado del bienestar con un sistema de salud público, de pensiones y prestaciones sociales, similar al adoptado por los demás países del occidente europeo.

La transición.  La historia de un éxito colectivo, en el que sólo bastaron algo más de tres años para terminar con cuarenta años de dictadura franquista.

Es cierto que el contexto mundial y europeo en el que se produce la llegada de la experiencia democracia del republicanismo era mucho peor que el marco externo que acompañó a la Transición. En la década de los 30 el mundo tuvo que hacer frente a las consecuencias de la depresión del 29 y, además, en Europa las democracias estaban en claro retroceso y las dictaduras y los totalitarismos copaban el escenario político (que a la postre influyeron poderosamente al triunfo de Franco), mientras que, en la transición, además de una época boyante desde el punto de vista económico, se pudo llevar a cabo subidos en una ola de democratización que se estaba produciendo a nivel mundial.

Hay determinadas claves que hicieron posible nuestro gran logro, empezando por nuestra sociedad, que se enfrentaba a este reto con el problema agrario resuelto, con una masa obrera moderada alejada de posicionamientos revolucionarios y con una clase media abundante, en pleno proceso de secularización, relajada en sus costumbres, amante del consumismo y defensora a ultranza de la paz, siguiendo con los sindicatos que empezaron a ser una herramienta para la búsqueda de mayores beneficios laborales, pero no un instrumento de revolución social.

Y, obviamente, los grandes artífices con el Rey Juan Carlos a la cabeza, Adolfo Suarez, Torcuato Fernández Miranda, Santiago Carrillo, Fraga Iribarne y toda una clase política que estuvo a la altura de las circunstancias, sabiendo actuar en defensa del bien general de todos los españoles. Dicha actuación, convirtió a los políticos de la Transición en un símbolo, en un referente ético a imitar.

Tras esta reflexión, llego a la conclusión de que todos y cada uno de los objetivos que perseguían los diferentes gobernantes republicanos están conseguidos, y, gracias a eso,  hoy vivimos en un razonable “estado del bienestar”, por muchas cosas que haya que mejorar, que las hay.

Entonces, este paleto agricultor de Ciudad Real se pregunta: ¿no sería mejor que el gobierno trabajara por construir sobre lo ya conseguido en lugar de añorar no sé qué cosas de la época republicana.? ¿no sería posible trabajar para mejorar la educación, la seguridad, las estrategias energéticas, …. y un sin fin de cosas que hay que hacer para que el País progrese.?

Porque, el único argumento que entiendo de los que se consideran republicanos o añoran la república es que no quieran que tengamos una monarquía en España. Sí, eso lo puedo entender (entre otras cosas porque no soy especialmente monárquico). Ahora bien, a estas personas les recomendarían que pensaran dos cosas:

  1. El cauce está abierto, es decir, con las mayorías adecuadas podemos modificar lo que consideremos conveniente de la Constitución, incluso esa. Lo que no me parece lícito es que, utilizando actitudes torticeras, pretendan conseguir cambios por la puerta trasera.
  2. Si tenemos democracia con una monarquía parlamentaria es por que el Rey Juan Carlos I, así lo quiso. Hay quien se olvida que los poderes heredaros por éste eran prácticamente los mismos que los que ejerció Franco durante sus cerca de cuarenta años de mandato en España y, además, creo que deberíamos tener en cuenta:
  • En estos momentos, la Corona es la institución de España que cuenta con más experiencia política. Desde la aprobación de la Constitución de 1978, han estado al frente del Gobierno de la nación diferentes presidentes de diferentes fuerzas ideológicas. En todos estos años nuestro país ha vivido momentos muy buenos, regulares, y momentos muy malos y, todos, absolutamente todos, los ha vivido la institución monárquica en primera línea política.
    • Han sido claves en el intento de golpe de estado y sedición que hemos tenido en España.
    • Son los que mantienen las mejores relaciones con mandatarios de numerosos países extranjeros que se traducen, en muchas ocasiones, en aperturas de mercados y en resoluciones de conflictos diplomáticos.
    • Se encuentra al margen de los partidos políticos, con lo que ello puede conllevar de visión objetiva de los problemas fuera de intereses electoralistas. No ocurre así en un sistema republicano, en el cual el presidente de la república se suele decidir dentro de una línea ideológica, lo que hace más difícil su neutralidad y objetividad ante los problemas. Cabe la posibilidad de que, si tuviéramos una república, nos encontráramos como presidente del gobierno a un Rufián, un Echenique o a un Alberto Rodríguez, por poner un ejemplo.

Sin duda, hoy en día la Corona es la “institución” con más capacidad para vender la marca España, y, desde luego, el ministro Garzón es el que peor la tiene.

Pero en lugar de aprovechar lo ya conseguido y trabajar para mejorarlo, parece que este gobierno lo único que desea es destruir:

  • Restando medios y eficacia a nuestras fuerzas del orden público,
    • Minorando más la calidad de nuestra enseñanza,
    • Otorgando privilegios a separatistas y terroristas (que parece que se nos olvida que a sangre y fuego trataron durante años dinamitar nuestra democracia),
    • Generando nuevas heridas hurgando en las miserias de nuestra guerra civil,
    • Acosando y denostando la figura de nuestro Jefe de Estado,
    • Haciendo leyes con suma rapidez, como la de la eutanasia o la del bienestar animal, que no digo yo que no puedan ser necesarias, pero desde luego no urgen tanto como una Ley de Pandemias.
    • No evitando el suntuoso gasto del Estado y gravando cada vez más a la clase media y a las empresas que son, a la postre, los generadores de empleo.
    • Siendo incapaces de consensuar con las principales fuerzas política de este país, aspectos tan graves como los que nos aquejan como consecuencia del Covid.
    • Incitando y favoreciendo que los sindicatos vuelvan a ser un instrumento de revolución social. Ahí tenemos a estos órganos corruptos en las manifestaciones sobre la lengua catalana y en apoyo del retorno de los etarras. ¿Pedirán que también se les entregue armas como se hizo con Azaña?.
    • …….Y así podríamos seguir enumerando todos y cada uno de los pasos que dan.

Nos encontramos ante un gobierno desprovisto de capacidad a la hora de enfrentarse a los desafíos propios de nuestros tiempos, lo mismo que sucedió en la república, y lo único que exhiben es una jerga superflua y meliflua que, a modo de ensalada, la ponen en todos los discursos con independencia de cuál sea el tema de fondo.

Rechazan los aspectos fundamentales de una democracia occidental, como la jerarquía, el respecto por la autoridad, unas instituciones públicas fiables, el trabajo, el respecto al distinto, la libertad de expresión y la educación. Pilares todos estos que nos han traído hasta aquí y que han sentado el progreso y la libertad de la que disfrutamos.

Se olvidan que no ellos, sino las generaciones anteriores a la suya fueron las que han/hemos conseguido el mundo más seguro, libre y próspero que ha disfrutado nuestro país nunca, y ellos no son más que unos privilegiados que están disfrutando de nuestro trabajo, el de nuestros padres y el de nuestros abuelos, todo ello, sin merecerlo. Hasta ahora.

Decadencia y añoranza estúpida por una república idealizada son una constante en su vocabulario, que se enfrenta al presente con desprecio a todo lo que tenga que ver con nuestro pasado (reciente y menos reciente). No tienen espacio en su pensamiento para la lucha y el sacrificio, todo debe ser propio de un mundo ideal, aunque eso sea superficial y falso.

Y a toda costa nos intentan imponer una forma de gobierno que no es la socialdemocracia (aunque así lo afirme Sánchez), sino el mal llamado “socialismo” que imperó en los principios del siglo XX, con sus derivas como el nazismo, fascismo y la revolución bolchevique, que fueron herederos de la idea de Estado y que solo llevó a la creación de sociedades tiranizadas y provocaron cientos de millones de muertes.

Ya se nos está diciendo el tipo de nata y de carne que debemos comer, qué debemos estudiar, qué medios de comunicación hay que ver, cual es la historia verdadera, y no tardaremos mucho en que todo corresponda a una planificación estatal.

El otro día me enviaron un meme que decía: Ya estamos en 2022, menos el Gobierno que está en 1936, y la verdad es que no se que pensar, porque esta forma de actuar solo puede corresponder, en mi opinión a tres cosas:

  1. Que pueda resultar cierta la teoría conspiranoica según la cual el Sr. Sánchez y el Sr. Iglesias estén atendiendo las instrucciones del Sr. Soros u otras organizaciones/países que pretendan desestabilizar Europa utilizando como palanca la ruina de España.
  2. Que sean una panda de necios que no tienen ni puñetera idea de lo que están haciendo.
  3. Que, hacen lo que hacen para perpetuarse todo el tiempo que puedan en el poder y son capaces de sacrificar para ello la salud y la economía de sus ciudadanos.

Todas ellas me parecen tan peligrosas como entregar un revolver cargado a un mono.

Pero casi apostaría por un mix entre la segunda y la tercera de ellas, porque de lo que se han beneficiado hasta ahora es peccata minuta comparado con la “tostá” que se van a llevar de los fondos procedentes de Europa.

Confiemos en que el mono no tenga buena puntería.

José García Cortés

          8-1-22

España 2022 (Odisea del Espacio)

El futuro no es predecible, no existen bolas de cristal ni se puede viajar en el tiempo, hacia adelante y hacia atrás, como el que se sube en una atracción de feria.

Lo que si puede hacer uno es planificar su futuro, definir una estrategia, con su táctica incluida, que le lleve hacia donde aspira llegar. Ahí es nada.

Pídale usted a un equipo de gobierno como el nuestro que defina una estrategia, la concrete, la ponga en marcha y sea capaz de ejecutarla con la colaboración y el apoyo del resto. Eso es lo normal que se le pide a cualquier profesional que es seleccionado para ser primer ejecutivo de una compañía pero para liderar nuestro país el proceso es diferente, la política es otra cosa.

Ya se sabe que hay responsabilidades penales, fiscales, laborales… y luego esta la responsabilidad política, que no se sabe muy bien en que consiste porque carece de rango de ley y de su régimen sancionador correspondiente de manera que va cambiando en función del grado de inmoralidad del político afectado.

Este país, España, carece de estrategia y la única táctica que nuestros políticos y gobernantes ponen en práctica es la del “sálvese quien pueda”, la del “que hay de lo mío” y la del cuatro añitos mas chupando del bote y que se las apañe el que venga detrás con la deuda, el desempleo, las pensiones y los prestamos ICO que, por si alguno se ha olvidado, habrá que pagarlos antes o después. Que una ministra de economía maneje las carencias, las moratorias, las quitas y las ampliaciones de vencimientos de esa manera no es de recibo. Lo de la ley concursal se lo dejo a los entendidos pero por lo escucho es otra bomba con temporizador que estallara en las manos del que venga después.

Viene todo esto a mi cabeza por el asunto de la reforma de la Constitución, de la reforma laboral y de tantas otras reformas tan necesarias como las que cada uno de nosotros hacemos a titulo particular en nuestras vidas y en nuestras casas. Siempre me ha gustado mas la macroeconomía, pero a la hora de poner ejemplos y de aterrizar las cosas soy partidario de la microeconomía, de la economía doméstica, de nuestro entorno profesional y personal para valorar el efecto que las grandes decisiones tienen en la economía real.

Pero volvamos al asunto de las reformas, pido disculpas pero es que últimamente me derivo mas que un polinomio. En cuestión de reformas, de estrategias, de futuro, debemos distinguir entre la Evolución y el Progreso. Las escribo con mayúsculas porque son dos de las claves de la condición humana. Evolucionar hemos evolucionado todos los seres vivos, unos mejor que otros, en mayor o menor grado, adaptándonos al entorno, al clima, al resto de especies, a las circunstancias… Eso lo vemos en cualquier documental de la 2 y nos asombramos de la capacidad que tenemos de salir adelante, de superar dificultades, de preservar nuestra especie… En este punto diré, porque me apetece decirlo, que la especie humana no proviene del mono sino que, como el resto de los seres vivos, provenimos todos de la misma bacteria u organismo unicelular que fue capaz de sobrevivir en la Tierra y evolucionar. Esa cadena de la evolución no se ha roto jamás, a pesar de las épocas de glaciaciones, si se hubiera roto no estaríamos aquí ninguno de nosotros. Cierro este paréntesis.

Hablaba de la Evolución y ahora paso a hablar del Progreso. Si la especie humana ha llegado hasta aquí ha sido por el Progreso, no por la Evolución. Gracias a que en determinados momentos de nuestra evolución fuimos capaces de aplicar nuevas técnicas a nuestros hábitos llegamos a progresar. Esto es algo que se conoce como Innovación y abro otro paréntesis para hablar de ello porque parece que la Innovación es algo nuevo, de nuestros tiempos, pero innovar es algo que siempre se ha hecho y que consiste en aplicar nuevos conocimientos a nuestra forma de trabajar. Es aprovechar las ideas, la imaginación, la creatividad, de manera que tengan aplicaciones prácticas.

Siempre pongo como ejemplo la famosa revolución industrial que supuso la introducción de la máquina de vapor en los procesos productivos de aquella época. La máquina de vapor había sido inventada mucho tiempo atrás, en el siglo I por Herón en Antioquía, pero no se le dio mas aplicación que la decorativa y recreativa. Años después, a principios del siglo XVII,  el  español Jerónimo de Ayanz la perfeccionó y registró la primera patente y posteriormente, a finales del siglo XVIII, James Watt mejoró su rendimiento y eficiencia y le dio aplicación practica en los procesos industriales. Fue entonces cuando la máquina de vapor supuso una gran innovación que permitió dar un salto cuantitativo en lo económico, por el incremento de la capacidad de producción, y cualitativo en lo social por la mejora en las condiciones laborales de los trabajadores de la industria y la minería. Cierro este paréntesis otra vez sin saber si lo abriré mas adelante.

Llegados a este punto uno ve nuestra situación actual como país y piensa si lo que estamos haciendo es progresar o evolucionar, si los que planifican el futuro están mas preocupados por su evolución o por el progreso de todos. La respuesta es clara, blanco y en botella. Un querido amigo me recordaba siempre eso de vender movimiento como si fuera progreso refiriéndose a la manera de trabajar de un jefe que teníamos y eso es exactamente lo que hace nuestra clase política y nuestro gobierno.

Reconozco que no es fácil planificar, pensar en el largo plazo es un ejercicio que requiere de cierta capacidad. No todos somos capaces de ello, la miopía nos induce a no mirar más allá de nosotros mismos y de nuestro horizonte temporal. Tener amplitud de miras es tener la capacidad de ver lo que tienes a tu alrededor y ver incluso más allá del bosque. Dicho esto, alguien conoce a algún dirigente con esta amplitud de miras?. Estoy seguro que alguno la tiene pero carece de la oportunidad y las ganas de ponerla en práctica porque el entorno le arrastra y su partido le eclipsa. En política lo que cuenta es el voto no el votante.

Vuelvo a las reformas, tan necesarias para progresar. La mas reciente la laboral, esa de reforma ha tenido muy poco o nada y creo que ha supuesto un paso atrás con el blindaje de mas de 1 millón de funcionarios públicos. Pero, ¿cuántos votos ha supuesto a unos y a otros?. Han salido todos fortalecidos con sus votantes. Lo único bueno que ha tenido es la cara de tonto que se le ha quedado a alguno al no haber salido en la foto. La misma cara de pasmarote que le vimos hace unos domingos en una comparecencia urgente para convocar una reunión de presidentes por cuenta de la pandemia. Mi querido amigo Pepe, que siempre me menciona en sus entradillas al hablar de asuntos laborales, ya nos ha ilustrado detalladamente sobre la situación laboral que tenemos en este país y, dada la complejidad del asunto, creo que es mejor dejar que vendan movimiento como si fuera progreso a pretender que aborden una reforma, se pasen de frenada y nos la líen parda.

Y ahora paso a hablar de otra reforma, la de la Constitución. En este caso creo que son los conservadores los que están más preocupados por su supervivencia que por el progreso y la transformación del marco legal. Un marco que deberían ir muy por delante de los demás, marcando el paso, la pauta y la estrategia del Gobierno. No voy a entrar en que artículos habría que cambiar y mucho menos en el cómo habría que cambiarlos, pero lo que si creo es que es muy sano y necesario cuestionarse permanentemente el marco constitucional de manera que no se limite a evolucionar lenta e interesadamente a favor de los que ocupan las instituciones convirtiéndose en un freno para el progreso y el interés general.

Cada organismo publico, cada institución, debería estar cuestionada permanentemente, sujeta a la consecución de unos objetivos, y todas y cada una de ellas deberían formar parte y participar activamente de la estrategia general de país, esa de la que carecemos. Cuando se aprobó la Constitución se hizo con un objetivo, dentro de una estrategia. Han pasado ya muchos años y las cosas han ido evolucionado llegando incluso a alcanzarse algunos de los objetivos marcados en aquel texto por lo que es el momento de plantearse nuevos objetivos, nuevos horizontes. En este país, en el que la miopía de la clase política y su mediocridad han hecho que evolucionemos sin progresar, la innovación en política es mas necesaria que nunca. Recomiendo la lectura del libro de Michael Porter “The Politics Industry” en el que a través de su famosa teoría de las fuerzas nos descubre de qué manera la innovación política puede salvar nuestra democracia.

Rafael Valls

    4-1-22