El poder para quien se lo trabaja

Después de la prima vera horribilis que está sufriendo el sanchismo, después de la sucesión de contratiempos y reveses, en gran parte auto infligidos, que están soportando, muchos aventuran su descomposición y empiezan a prever un desplome en futuras citas electorales. La realidad puede, sin embargo, ser muy distinta: Pedro Sánchez y su PSOE no van a caer en el derrotismo y el PP no es, en este momento, el enemigo fiero que puede descabalgarlos fácilmente.

Efectivamente, cuando en aquellos días de marzo se lanzó la moción de censura en Murcia, se abrió un melón que el sanchismo todavía no ha conseguido digerir. Lo malo de los melones es que una vez que metes el cuchillo ya no los puedes cerrar y, salgan dulces o pepinos, te los tienes que comer. Y en esas están.

El presidente está convencido que la palabra resiliencia se inventó para él. Junto a la enfermiza voluntad de estar donde está para cumplir su destino, tiene la brutal y contundente capacidad de lucha de quien no tiene escrúpulos ni piedad con propios y ajenos. Todavía hay por ahí algún ingenuo que se echa la mano a la cabeza porque se traspasan líneas rojas. ¡Pero que líneas rojas ni que niño muerto! Sánchez no tiene freno institucional o moral que le impida dar la pelea con cualquier arma que tenga a su alcance.

Por eso, y a pesar de los últimos contratiempos, continua con su agenda e incluso, consciente de los mandobles de la pandemia, las mociones de censura, las elecciones de Madrid o la crisis con Marruecos, acelera con las medidas impopulares para que queden contabilizadas en este ejercicio, que ya sabe que va a cerrar con números rojos. Porque hay un error de bulto en el análisis e interpretación de los indultos y la mesa de diálogo: al contrario de lo que dice casi todo el mundo, Sánchez no necesita asegurar el apoyo de ERC para completar la legislatura, eso ya está asegurado. Con la habilidad en el retorcimiento normativo, con los fondos de recuperación y con los presupuestos que aprobó el año pasado tiene más que suficiente para llegar a 2023. Y bien sabe que hasta entonces es imposible cualquier alianza contra natura para sacarle de la Moncloa.

También sabe que los indultos y la condescendencia con el secesionismo catalán, al igual que los acercamientos a Bildu o la coalición con Podemos, le pasarán factura, pero necesita consolidar esas alianzas estructurales para el medio y largo plazo, para continuar con su proyecto de cambio de régimen. Por otro lado, no dudan de su capacidad de vender mediáticamente esas actuaciones como propias de la generosidad y la visión estadista del líder, y sin rubor tirarán del relato, que ya tenemos dicho que es su principal instrumento de gobernación. Y por eso, terminada la faena de los indultos, hará la crisis de gobierno. Ha entendido que necesita más que nunca de esos políticos que se desenvuelven en la mentira y la impostura; y como sabe que vienen curvas va a buscar más ministros de ese perfil que acompañen a Calvo, Ábalos y Montero. A los técnicos no los necesita, si acaso Calviño y algún otro para salvar la cara, el resto perros de presa que muerden y no sueltan y que siempre llevan la mano en el bolsillo empuñando la faca a medio abrir.

Así que no hay duda que van a dar la pelea con tanto ahínco y determinación que seguramente se harán acreedores de la victoria.

Miremos entonces quien hay en la otra esquina… y que pegada tiene. El PP se encontró inesperadamente con que ese melón de primavera, que parecía que se le iba a indigestar, se lo ha zampado alguien como Isabel Díaz Ayuso que ha mostrado verdaderas ganas de comérselo. Pero llevamos mucho tiempo viendo en ese partido a personajes que se conforman con salir en la película, agradecen cualquier papelito -con o sin frase- y salen de escena sin rechistar y completamente apocados en cuanto les nombran las alianzas con Vox. En la política hay que estar con hambre, aunque haya que comerse algunos sapos –kitchen, caja B-, y con vocación de ganar y de mandar. Y a eso hay que ponerse, como se ha visto en Madrid, sin complejos y con todas las armas y bagajes.

Si quieren, por tanto, mantener la ventaja que han tomado no pueden ceder la iniciativa; día y noche, 7×24, tienen que estar constantemente en escena para que el espectador no se olvide de sus caras y para afear la actuación del contrario. Casado tiene que echarle muchas horas, ser un “killer” de todo el día y no solo de los 20 minutos del rifirrafe de los miércoles en el Congreso. Y no confiar solo en Teodoro, sino que tiene que poner a trabajar, o quizás cambiar, a Gamarra y a Maroto, que, aparte de no estar hechos para el navajeo, da la impresión que son un poco gandules.

Bueno, y será imprescindible tener a algún especialista que vaya poniendo estrategia: objetivos y planes para conseguirlos. Ayuso recuperó a Miguel Ángel Rodríguez, y él, u otro que sepa de verdad de que va esto, tiene que recordar a los más apoltronados en sus escaños y en sus sueldos que solamente llegar al poder justifica estar en política. Porque como dijo Von Clausewitz, tener un plan no garantiza la victoria, pero no tenerlo conlleva finalmente a la derrota.

Ignacio Centenera

      8 de junio de 2021

“MAGMA NIMIDAD”

Buscando elementos comunes entre los orígenes del nacionalismo catalán y el vasco, creo que podríamos convenir que los sentimientos de diferenciación política y cultural con respecto a otras regiones de España están muy relacionados con el desarrollo en su industrialización y el avance de sus urbes, en contraste con el resto del país, más agrario, rural y atrasado. Quizás por esa razón el nacionalismo gallego se desarrolló de forma mucho más lenta y con menor arraigo social, debido al atraso económico de la región y a una burguesía reducida

En ambos casos, intereses burgueses impulsaron, junto con el uso de su lengua local, ese sentimiento de autonomía que colisionaba con el centralismo de los diferentes gobiernos hasta la llegada de la democracia. Dichos intereses crearon, intencionadamente, un sentimiento antiespañol, más acusado en sus orígenes en el País Vasco.

Con la llegada de la democracia y la progresiva cesión de competencias en los autogobiernos, en el fondo, se han cubierto muchos de los objetivos que originariamente se planteó el nacionalismo, excepto, como es lógico, reducir las ambiciones de los grupos que los capitanean y que son capaces de arrastrar a la gran multitud de “charnegos”  (y ahora sus hijos) o a los que no tienen “ocho apellidos vascos” que vinieron arrastrados con los aires de la industrialización.

El haber sido llave para la gobernabilidad española en diferentes ocasiones, los dos principales partidos políticos han amamantando permanentemente a esos niños rebeldes que han dado muestra de no tener hartura.

En el caso de Cataluña, a ese niño se le da la mayoría de edad cuando viene el idiota de Zapatero (y sabemos que no lo digo como insulto personal), con su: «Apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán». Palabras que, para muchos, están detrás de las reivindicaciones soberanistas que hoy apoya buena parte de la sociedad catalana.

¿Porqué llamarlo amor cuando es sencillamente sexo?.  “ni independencia ni leches, que lo que buscan es pasta”, pero al no obtenerla, no han tenido más remedio que continuar por el rollo independentista.

Pero por si éramos pocos, parió la abuela, y llega Sánchez y, una vez más, en contra de lo que decía apenas dos años (y varios miembros socialistas, por cierto, como Carmen Calvo o María Jesús Montero), y en contra de la decisión de la Sala Tercera del Supremo, defiende ahora el indulto de los presos del proceso y la reforma del delito de sedición.

De forma descarada tratan de argumentarnos:

  • “La venganza no es un valor constitucional”
  • “…valores constitucionales como la concordia, el entendimiento, la superación de una crisis que desgarró al conjunto de la sociedad española en 2017”
  • “iniciar una nueva etapa” en Cataluña y dejar atrás “el desgarro del procés”
  • “Tenemos que recomenzar, volver al punto en que nos dejamos de escuchar”
  • “También dije que la resolución de este conflicto después de 10 años iba a exigir mucha paciencia y generosidad”
  • “La decisión sobre los indultos nos permitirá pasar de un mal pasado a un futuro mejor”
  • “Hay un tiempo para el castigo y otro para la concordia”

Sr. Sánchez, al nacionalismo se le combate como se ha combatido al terrorismo, con firmeza y aplicando las Leyes. Cumpliéndolas y NO generando más desigualdades entre los españoles, porque todo beneficio o privilegio hacia unos es pérdida o desventaja para el resto. ¿porqué no pregunta qué opinan extremeños, castellanos, andaluces,…?

Tenemos todos los mimbres necesarios para una convivencia excelente entre nuestras comunidades que, precisamente, nacieron para integrar las regiones con aspiraciones nacionalistas (las llamadas nacionalidades históricas) y descentralizar las competencias del Estado, pero acordamos todos, respetar la “unidad de la nación española” y su soberanía, que reside en el “pueblo español”.

Nuestras CCAA tienen, en muchos casos, más competencias que los Länder alemanes (que fue una gran referencia a la hora de crear nuestra constitución, por lo que es difícil darles más a la hora del autogobierno, y si fuera necesario modificar el modelo de financiación para que sea más equitativo, o incluso, si queremos modificar nuestro modelo de gestión territorial, tenemos los mecanismos necesarios para modificar la Constitución.

Pero claro, el Sr. Sánchez sabe que para que eso sea efectivo, lo que tendría que hacer sería pactar con los principales partidos de la oposición y eso supondría poner en peligro el único objetivo que él tiene: mantenerse en el puesto.

Prefiere indultar a delincuentes, porque eso son los condenados por la justicia, y modificar leyes que sigan alimentando los intereses de aquellos (minorías reales, al fin y al cabo) que solo buscan la independencia para beneficio personal, en contra de los intereses de la mayoría de los ciudadanos.

El Sr. Sánchez hace buena una de las acepciones de magma, una mezcla confusa de ideas y de mensajes. Ha dicho tantas veces las cosas que no haría y ha vuelto a hacer las contrarias que ha convertido nuestra gobernanza en un magma que no se parece en nada al de los países más avanzados, todo lo contrario, nos aboca a una República, pero bananera, plagado de inestabilidad política e ilegalidad en nuestra vida cotidiana.

Por tanto, lo que nos está pidiendo el “trilero” que tenemos como Presidente, no es magnanimidad, sino “mag manimidad” para continuar con sus cambalaches.

Que Dios nos pille confesados.

José García Cortés

       13-6-21

LA SECTA

He estado leyendo algunas cosas en relación a las sectas que hay en la actualidad en España y la verdad es que “se te ponen los pelos como escarpias”.

Según la RAE, una secta es una Comunidad cerrada, que promueve o aparenta promover fines de carácter espiritual, en la que los maestros ejercen un poder absoluto sobre los adeptos.

Una secta se aparta de las doctrinas tradicionales u oficiales y toma progresivamente un carácter secreto para los que no pertenecen a ella, especialmente cuando se considera que va en contra de sus intereses.

El término se ha usado desde siempre para aludir a partidos o comunidades de personas con afinidades comunes, que a través de sus enseñanzas o ritos se diferenciaban de otros grupos sociales. Llegan a ser cuando, con apariencia inofensiva, infligen graves perjuicios a los ciudadanos.

Las sectas legitiman la realidad social cotidiana y buscan sentido y explicaciones para sus adeptos, que, casualmente, siempre son favorable para los intereses e imagen de su líder, aprovechándose de las ansiedades y falta de dirección de las personas, empleando métodos contrarios a la ética para perpetrar toda clase de abusos y ofendiendo de cualquier forma posible, especialmente a los no adeptos.

Quienes se adhieren lo hacen siempre como consecuencia de los engaños de sus dirigentes, ya que sus líderes mienten y ocultan parte de su identidad hasta que el adepto está preparado y manipulado para aceptar las verdaderas pretensiones, ya que estas suelen ir claramente en contra de los intereses de la persona. De este modo, cuando las conozca, ese individuo ya no se sentirá capaz de echar marcha atrás, ya estará completamente adoctrinado y manipulado.

Las consecuencias negativas que sufren quienes se integran en una secta suelen ser:

  • Desinformación. Se controla toda información que recibe el individuo, eliminando lo que no sea el aparato propagandístico de la secta.
  • Aislamiento. Se convence al adepto de la maldad de todo aquel que no entiende al grupo.
  • Anulación: Se anula su sistema de razonamiento y la capacidad crítica de la persona.
  • Estrategias emocionales: Hacer sentir adoración por el “ser elegido” líder amado y “todoprotector”.
  • Repercusiones económicas: altos desembolsos de dinero o, en su defecto, largas jornadas de trabajo con escasa o nula remuneración.

Al principio no es fácil distinguir una secta destructiva de una organización normal, pero hay que sospechar siempre de aquellos que se presentan como proveedores de grandes remedios a nuestros problemas y de grandes verdades únicas.

Y en todo esto es en lo que ha convertido Pedro Sánchez al histórico PSOE, mentiroso entre los mentirosos, que se nos presenta como salvador del pueblo contra la pandemia, redentor de las adversidades económicas con planes que harán felices a mi nieto, liberador de los codiciosos medios de comunicación que nos amenazan continuamente y con un oscurantismo (dicho por el propio Consejo de Transparencia) propio de las organizaciones mafiosas.

Y cuando no es para mayor gloria de su persona, envía a sus fieles canes, que, como la Sra. Calvo, recuerda a los disidentes sobre los indultos, que eso es algo que se debe debatir en el seno del PSOE entre los “representantes” elegidos por la militancia. Recuerda a los que no piensan igual, dentro de su partido, que las decisiones las toma Pedro Sánchez.  “Los debates los tengo con los representantes del PSOE”

O el can Jaume Asens, portavoz de los comunes en el Congreso, que considera que, “el tiempo de los jueces ha terminado”. Por favor, cómo osa el poder judicial opinar o interpretar nuestras leyes, hay que dar paso «al tiempo de la política». La de la secta, por supuesto.

Nuestra magnífica policía tiene recursos especializados en la detección y seguimiento de sectas peligrosas, por lo que no deberíamos tener ningún temor….. salvo porque el hecho de que nuestras fuerzas de seguridad dependen del siempre fiel a la secta Grande-Marlaska.

Que Dios nos pille confesados.

José García Cortés

      29-5-21

POLITICA EXTERIOR DE ESPAÑA

Es bien sabido que gobernar es difícil. En estos tiempos tan complejos, resulta aún más arduo acertar en materias sanitarias, sociales, económicas,….

El escenario internacional también es convulso. Los grandes bloques antiguamente definidos, conocidos como comunismo – capitalismo, ya no son tan claros. La fuerza y peso de Japón, conglomerado de países de Extremo Oriente (Corea del Sur, Tailandia, entre otros), Taiwán, Republica Popular china, se añaden a los antiguos grandes poderes, Rusia, USA y Europa.

He extraído de “el Periódico” esta noticia, que todo el mundo conoce :

Recientemente, España acogió “por razones estrictamente humanitarias”, al El jefe del Frente Polisario saharaui, Brahim Ghali, de 71 años que permanece ingresado en estado grave bajo una identidad falsa en un hospital de Logroño, desde el pasado mes de abril. 

Me consta que el Estado Español forma parte del flanco sur de la Unión Europea. Este concepto, algo abstracto, es una realidad incuestionable en materia de defensa, en la lucha antiterrorista, en el control de la migración irregular, en la lucha contra el trafico de drogas…

He buscado datos sobre el Magreb. En Wikipedia encontré mucha información:

El Magreb es la región situada en el norte de África que comprende los países de Marruecos, Túnez, Argelia, Mauritania, Sahara Occidental y Libia. Significa “Lugar por donde se pone el sol”. Estos países establecieron la Unión del Magreb Árabe en 1989. Este acuerdo ahora está inactivo.

La superficie de esta región es de 6 millones de km2. Como orientación, España supera los 500.000 m2 y la de Francia es de aprox. 640.000 m2.

Como noticia importante de lo que esta ocurriendo allí, veo que el 5 de junio de 2020 Militares franceses, apoyados por sus socios africanos, mataron el pasado miércoles al norte de Mali al jefe de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), Abdelmalek Droukdal, quien era miembro del comité directivo de Al Qaida y estaba al frente del conjunto de los componentes de esta nebulosa yihadista en el norte de África y en el Sahel.

A pesar de los avances y la supuesta victoria de esta misión de la coalición liderada por Francia, la situación en el país sigue siendo incierta y las tropas de la coalición, aunque mayoritariamente de la ONU, son víctimas de ataques.

Marruecos, en el contexto que leemos en todas estas notas, es un aliado de España y de Occidente en la lucha contra el terrible desorden que se está desatando en el Magreb. El 30 de marzo de 2021 leo en la prensa que Estados Unidos (quien tiene una base militar en la zona) y Marruecos han programado un ejercicio militar en junio 2021 (León Africano 21), siendo parte del programa de modernización de la industria militar y de defensa de Marruecos: Este proyecto refuerza la presencia estadounidense en el continente y supone un respaldo a la monarquía Mohamed VI”.

…..el pasado sábado se llevó a cabo en la ciudad de Agadir una reunión entre militares estadounidenses y marroquíes para ultimar la operación ‘León Africano 2021’ (próximo mes de junio). Sus maniobras se realizarán en zonas que corresponden al Sáhara Occidental, reforzando “el reconocimiento por parte de Estados Unidos del carácter marroquí del Sahara”.

Pienso que es necesario tener en cuenta quien es quien en este asunto del Magreb. También leo algo interesante de noviembre de 2020, respecto a la entonces estrategia de nuestro Vicepresidente de Gobierno en los últimos meses:

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, insta a su propio Gobierno que garantice la celebración de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental y trabajen con Naciones Unidas para “detener la guerra” y “cumplir las resoluciones” del Consejo de Seguridad.

Ahora, vemos que miles de personas cruzan libremente el territorio fronterizo de Ceuta, pero esto no es lo relevante. Pensando en lo que estoy leyendo, de lo que solo pongo aquí pequeños extractos, llego a la convicción de que España no puede jugársela con decisiones infundadas o, lo que es peor, camuflarlas con la imagen de ser mas humanitarios que nadie. Según leo, el Frente Polisario es un enemigo de Marruecos, un Estado Aliado, de una relevancia incuestionable en la defensa del orden y estabilidad del Magreb. Exigimos que nos entreguen a un señor que dice ser político catalán, refugiado en un país europeo, y nosotros acogemos a un militar que lidera un movimiento en guerra con un Estado aliado.

Finalmente, el 18 de mayo de 2021, el presidente del Gobierno de España garantiza la integridad territorial y las fronteras. Además de aportar 30 millones de euros a Marruecos para “la lucha contra la inmigración irregular y el trafico de personas”. Es posible que los servicios de inteligencia de España y Marruecos hayan debatido y analizado, con antelación, todas las implicaciones de la llegada de un líder del Frente Polisario a nuestro país. Es posible que nuestro Gobierno actúe con conocimiento de causa. Es posible….

Raúl Ramos de la Plaza.

   19 de mayo de 2021

EL DÍA QUE VOTÉ SOCIALISMO o NECESITAMOS UNA LEY QUE NOS PROTEJA

Aunque pueda no parecerlo, uno fue joven alguna vez. Pelo largo, universitario, espíritu reivindicativo y muchas ganas de cambiar cosas de la época franquista, aunque no me hubiera tocado vivir la parte dura de la dictadura.

Era una época en la que el socialismo trataba construir cosas basados en la igualdad, la equidad económica, la iniciativa personal, la cooperación moral de los individuos y promoviendo estructuras políticas y económicas de distribución social.

Muchos, muchos años después, mis inquietudes y mi espíritu se han movido en el fondo muy poco de las posiciones iniciales. Digamos que las normales en los que la edad te hace evolucionar, pero nada significativo.

Desde que hay democracia en España, izquierdas y derechas han sido barcos con buena quilla y orzas que les han dado estabilidad y ayudado a contrarrestar las fuerzas ejercidas sobre las velas y la deriva de los procelosos mares de intereses.  Se han escorado más a un lado o a otro, según su ideología, pero siempre mantuvieron estable sus naves en los aspectos fundamentales (la unidad del país, la seguridad, la Jefatura del estado, los órganos de control,….).

Y todo funcionaba bien, hasta que llegó el idiota de Zapatero (y no digo esto como insulto personal, sino para definir su corto entendimiento y su engreimiento sin fundamento para ello), que hizo más profunda de lo necesario la crisis económica y abrió la aceleración para el independentismo catalán, y vasco al rebufo, con sus tontunas de la España plural, nación de naciones o la vergüenza de la Alianza de las Naciones.

Desde luego, la expresión ‘caerse de un guindo’ le viene como anillo al dedo a Zapatero para referirse a su credulidad e ignorancia en muchos asuntos. Y digo esto a pesar de que fue capaz de sorprendernos a todos aprendiendo economía en dos tardes.

El muy corto de miras del Sr. Zapatero quería identificarse con países nórdicos —Islandia, Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia— como ejemplos exitosos de economías socialistas, cuyos modelos, además, deberían ser replicados en otras partes del mundo, particularmente en América Latina. Catalogaba a estas economías como socialistas simplemente porque cuentan con elevados niveles de gasto público y altas cargas tributarias, sin tener en cuenta las enormes distancias en nuestras rentas y en nuestras culturas.  Ya hemos terminando viendo lo que ha conseguido en Venezuela, en sus patéticas e inexplicadas “mediaciones”.

Zapatero, con sus continuos fracasos y el sometimiento a los dictados del nacionalismo radical y fundamentalista, comenzó a desdibujar el PSOE y a desequilibrar la embarcación en aspectos fundamentales de nuestra democracia, lo cual abrió, sin remedio, una espita hacia a balcanización de España.

Pero todo eso podría no haber pasado de ser una mera y reconducible deriva si no hubiera sido por el aterrizaje de Pedro Sánchez. La verdad es que no podemos negar que el muchachote, chulo él, ha sido persistente desde sus inicios. Ya en marzo de 2016 pierde las dos votaciones de investidura forzando la convocatoria de elecciones en las que obtiene todavía menos apoyos que en la anterior. A toda costa quiere evitar el gobierno del PP a pesar de que muchos, dentro del PSOE, abogan por abstenerse y dejar gobernar al PP, entre otros, el expresidente del Gobierno Felipe González quien llamó mentiroso a Pedro Sánchez porque le prometió que el PSOE se iba a abstener para dejar a Mariano Rajoy gobernar.

Es expulsado en un Comité Federal, aunque, desgraciadamente para todos, vuelve a liderar el partido ganando las primarias. Este perfecto desconocido hasta que optó a la Secretaría General del PSOE que dejaba vacante Alfredo Pérez Rubalcaba, vio la oportunidad de cumplir su vieja aspiración de encabezar el Ejecutivo gracias a una moción de censura que terminó con el Gobierno de Rajoy, para lo cual tuvo que pactar con lo más granado de nuestra sociedad: Podemos, ERC, CDC, PNV y EH Bildu.

Muchas similitudes encuentro en la forma de acceder al gobierno de sus países entre, nuestro lamentable Pedro Sánchez y las de Hitler y Stalin, actitud obsesiva por el poder y marrullerías continuas para poder conseguirlo, entre otras, atizar las llamas entre izquierdas y derechas hasta convertirlos en enemigos irreconciliables. Lo malo de esa vieja táctica es que hay mucho imbécil que entra al trapo y se deja arrastrar, lo cual dificulta ver dónde está el verdadero mal.

Pero si hay similitudes en sus respectivas historias de acceso al poder del Sr. Sánchez, también lo hay en la forma de actuar, incluso en la responsabilidad de los muertos a sus espaldas (aunque sean diferentes las causas y el número). Sus ambiciones personales se anteponen a todo y por encima de todo. Es su pecado capital.

A pesar de que presume de haber sido elegido en las urnas, continúo pensando que lo fue de forma ilegítima, porque lo consiguió a base de mentir a todos. Ha incumplido todas y cada una de las promesas que hizo al electorado para poder acceder a su sueño dorado. Pedro Sánchez es un auténtico impostor que ha engañado a sus electores y ha traicionado a su propio partido, porque lo que ejerce este dictador no es socialismo, es SANCHISMO.

Intenta siempre saltarse la opinión de todas las instituciones que ejercen de contrapeso en nuestra democracia, elude todo lo que supone transparencia en el gobierno y trata de controlar los medios de comunicación, financieros y hasta la justicia. ¿no son éstas prácticas fascistas/leninistas?

Pedro Sánchez entró en el cuerpo del PSOE pero realmente no forma parte de él, es una Tenia, un parásito que utiliza el socialismo como escudo para ejercer el SANCHISMO. El socialista tradicional, de izquierdas y equilibrado, no entiende el trilerismo permanente al que juega, no entiende que sea el único gobernante de nuestro mundo civilizado que no ha establecido pactos de estados para afrontar la pandemia y sus consecuencias, no entiende las relaciones con los partidos separatistas en Cataluña y País Vasco ni tampoco con los francotiradores de Podemos. Al votante socialista le duelen los ojos de contemplar el prostíbulo que ha montado el Sr. Sánchez para comerciar con los votos a cambio de favores para conseguir sus aspiraciones personales, que no las del país o al menos, una gran mayoría del país.

Pedro Sánchez lamina todo lo que no sirve a sus intereses, todo lo que no sea SANCHISMO. Ha descabezado a todos los de su partido que no le rinden pleitesía, todos han sido apartados y solo acepta a los que le sirven con una fe casi religiosa. No tiene ningún interés por la democracia, por el progreso ni por defender la unidad y el orden en el país. Solo le interesa lo suyo.

Este SANCHISMO, que tiene trato preferente con Bildu en un país que ha sufrido durante muchos años la experiencia del terrorismo, que da cabida en el Gobierno a Podemos, un partido favorable al separatismo y a las tesis bolivarianas, que dice que a ETA hay que entenderla en el buen sentido de la lucha antifranquista, y que pacta con los golpistas catalanes, no es el partido de los socialistas de bien.  

Se ha ido saltando todas las líneas rojas y eso no solo lo ve la gente de izquierdas, sino la sociedad entera. Pedro Sánchez ha convertido las siglas del PSOE en un partido populista que acepta una cosa o la contraria según vayan las elecciones o sus intereses personales. Y yo no creo que el votante socialista que mantenga orientada su quilla y la orza en su barco, se identifique en absoluto con todo eso. Seguramente (ojalá) el reciente resultado electoral en Madrid tenga que ver con todo esto.

Es surrealista ver en el panorama político a ilustres socialistas como el Sr. Leguina o Nicolás Redondo manifestando su desencanto y diciendo abiertamente que el actual PSOE no es el partido en el que ellos han creído y por el que tanto han peleado. La respuesta SANCHIANA ha sido muy democrática, les han comunicado la apertura de un expediente sancionador.

El verdadero enemigo no es el PSOE, es Sánchez y la panda de gánsteres de la que se ha rodeado. La estrategia SANCHISTA –al más puro estilo goebbeliano – recurre a la propaganda, al ataque personal, a la infamia y al enfrentismo sin dudarlo. Estamos asistiendo al desgobierno por un lado y a la glorificación de la mentira y a la maquinación contra el adversario. Eso nunca ha sido el socialismo de nuestra democracia.

Tenemos leyes que nos protegen de aquellos administradores que mienten y son desleales en las sociedades, tenemos leyes que protegen a los niños cuando sus progenitores no cumplen con sus obligaciones, tenemos leyes que nos protegen de la delincuencia, … tenemos, en definitiva, un sistema proteccionista bastante bueno.

Pero no tenemos ninguna ley que nos protejan de estos señores que actúan como si fueran delincuentes. Necesitamos una.

José García Cortés

        14-5-21

EL ESTADO QUE ME GENERA ALARMA

El Gobierno de España, en uso de las facultades que le otorga el artículo 116.2 de la Constitución, puede declarar el estado de alarma en todo o parte del territorio nacional cuando se produzca una alteración grave de la normalidad (catástrofes naturales, crisis sanitarias, desabastecimiento de productos de primera necesidad, paralización de servicios públicos esenciales).

La primera vez, el Gobierno de Sánchez actuó desbordado, tarde y con torpeza en la primera aplicación del Estado de Alarma, pero con un entendimiento general sobre su uso.

No hacen falta las mascarillas, estamos preparados, tenemos los equipos suficientes, disponemos de un comité de expertos, ya estamos doblegando la curva, no hablamos de los muertos en España, los ancianos como si no existieran…… Durante esos meses las posiciones de los diferentes grupos políticos han sido de lo más variopintas (ahora si, ahora no y otras veces me abstengo) y el Gobierno descubre lo cómodo que se encuentra no teniendo que rendir cuentas en la Cámara y colando decretos a la sombra de los problemas de la pandemia.

Llega el verano pasado y nuestro señorito triunfalista declara haber vencido al virus y provoca una desescalada imprudente que da lugar a nuevas olas y de nuevo a los estados de alarma. El último, a pesar de haber prometido una Ley de Pandemias (que por cierto pide el Consejo de Estado, Sanitarios, Jueces,….), lo hace colocándose tras el burladero de una falsa “cogobernanza” y transmitiendo la responsabilidad a las CCAA”.

Ahora ya no tenemos Estado de Alarma porque el gobierno dice que las CCAA tienen instrumentos sobrados para gerenciar la pandemia. ¿debemos entender que en estos últimos meses el Estado de Alarma fue innecesario?, porque los instrumentos eran los mismos que ahora, es decir, inmersión en el caos judicial.   

Pero si todo esto resulta propio de una película de Paco Martínez Soria, después de más de 100.000 fallecidos, de toda la información que se ha vertido sobre la pandemia, su transmisión y sus consecuencias, anoche, miles de personas se lanzaron a las calles, muchas de ellas sin mascarillas y, por supuesto, ninguna manteniendo distancia de seguridad.

Estos mismos políticos que han estado dando palos de ciego durante más de un año y gestionando el caos sin conseguir la unidad de acción en nuestro país, son los que están de acuerdo de forma unánime, en un discurso políticamente correcto en España, de que, en la actualidad, los jóvenes conforman “la generación mejor preparada de nuestra historia”.

Igual en los criterios de vacunación habría que haber puesto primero a los descerebrados, aunque claro, quedaría todavía más patente el déficit de vacunas.

Lo cierto entre los políticos por un lado y los gobernados que solo tienen como aspiración consumir alcohol como si no hubiera un mañana, son los que nos están generando, al colectivo de ciudadanos más sensatos y aburridos, un permanente estado de alarma. 

Aunque siempre nos quedarán las películas de Paco Martínez Soria (del que tenemos mucho que aprender) y, como último recurso, la posibilidad de acudir a la Justicia como cuando tenemos un vecino molesto. Qué suerte la nuestra disponer de unos colectivos tan soberbios, que son los que nos tendrán que pagar las pensiones y generar el estado de bienestar en el que pasaremos nuestra vejez.

Faber est suae quisque fortunae

José García Cortes

        9-5-21

Monedero….. Que no eres bueno

 “¿Qué hacemos con los gilipollas que cobran 900 euros y votan a Ayuso? que les vaya como un culo”.

Esta es otra de las lindezas democráticas de Juan Carlos Monedero expresada en la jornada de reflexión de las elecciones madrileñas y, además, trata de justificar los resultados poniendo el foco “en el “odio” que se ha extendido en Madrid” y cubre a Iglesias diciendo que “no es nada sencillo pelear contra el aparato del Estado en este país”.

Ese mismo Monedero que en mayo del año pasado calificó a los manifestantes de la calle Núñez de Balboa de Madrid como “hemofílicos, gilipollas”, “golpistas, pijos, indecentes, y descerebrados”.

Y sí, ese mismo Monedero que en su momento aseguró que había visto a Rivera “como muy excitado” y, posteriormente, se pasó el dedo por debajo de la nariz y aspiró repetidamente, en un gesto que algunos medios interpretaron como una simulación de esnifar droga.

Y siiiiii, ese Monedero imputado en el “caso Neurona” bajo sospecha un abono de 26.200 euros de la consultora mexicana al fundador de Podemos.

Estos “chiquetes” fundadores, Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Iñigo Errejón, Carolina Bescansa y Luis Alegre en su momento podían haberse visto como jóvenes idealistas que querían cambiar ciertas cosas, que, a decir verdad, algunas había y bastante rancias en el bipartidismo. Todos ellos han salido peleones porque después de cinco años, ninguno de los fundadores sigue en el equipo de Iglesias y varios de ellos han protagonizado los principales enfrentamientos internos.

Surgen como partido populista en un momento de crisis, como suele ser el caso, pero no solo económica, sino también social y política. Todo ello con el deseo de “alcanzar el cielo”, pero resulta que han sido los infiernos y el tiempo ha ido poniendo a cada uno en su sitio, como hemos tenido, y seguimos teniendo, oportunidad de apreciar.

Lo único que han demostrado es ser como los de la peor “casta” que ellos prometieron combatir, que han sido unos corruptos como los de la política de siempre que pretendían cambiar, han generado odio y crispación en todos los niveles y han arremetido contra todas las instituciones que sustentan nuestra democracia. Vaya, en palabras de mi santa madre, han demostrado ser unos auténticos sinvergüenzas.

Deslenguados, descreídos y soberbios, han utilizado sus conocimientos en política para medrar a costa del “pueblo”, al que han utilizado desde su creación utilizando al partido como un fin en si mismo y no como un medio para cambiar las cosas. Así lo prometieron y así lo han incumplido.

Las Ventas madrileñas es un magnífico escenario donde ya se han cortado muchas coletas en el pasado. Espero que no sea la última.

José García Cortés

       5-5-21

MADRE

Dicen que el “día de la madre” es un invento de los grandes almacenes para incrementar las ventas.

No se si eso es así, pero me parece estupendo que haya un día al año, en el que poder significar y dignificar de forma especial a nuestras madres. Y digo de forma especial porque de forma natural ya debemos hacerlo todos los días.

No se si hay en el mundo palabra que defina más cosas que la de madre, o si no invito a ver las diferentes acepciones de la RAE o la cantidad de términos que habitualmente hacen mención a la madre. madre patria, madre naturaleza, alma mater, …..

Con permiso de Irene Montero, o sin él, porque me da exactamente igual, salvo excepciones, que las hay, la mujer y el animal hembra, tiene la cualidad de concebir y parir a nuestras crías en el mundo y se caracteriza (por lo general) en su carácter protector y afectivo.

Es como si en el reino animal, en lo femenino encontráramos dos personalidades, la de persona/animal y la de madre, especialmente en aquellas especies, como la humana, que necesitan de años de cuidados por parte de los padres, lo que establece de manera importante la prolongación del vínculo de apego, aún en los casos en que la mujer cumpla el papel de madre sin estar emparentada biológicamente con el retoño.

Salvo no honrosas excepciones, el amor de una madre es paciente y perdona cuando todos los demás no lo hace, y no flaquea, no falla nunca. Siempre piensa en su hijo, desafía todas las adversidades y trata de superar todos los obstáculos que se interpone en su camino. Sencillamente, son algo excepcional.

Hoy, de forma especial, tengo un sentido recuerdo para mi madre, de la madre de mis hijas y de la madre de mi nieto. Y siento también un cariño muy especial por todas las madres, tanto presentes como ausentes, porque ellas, con su esfuerzo, su dedicación y su abnegación, hacen posible esta humanidad.

Mira si es grande el concepto de madre, que hasta da cabida a la “madre política”.

Y aunque no exista una maternidad perfecta (cada mujer la ejerce de una forma distinta) vaya mi felicitación por todas ellas, incluso para Irene Montero, en su faceta de madre, madra o madro, que seguro que las tres son buenas.

José García Cortés

          2-5-21

LA BALACERA

Las balas están de moda.

Soy consciente de que éste es un terreno resbaladizo, y si no pudiera tener tras ello un problema serio, haría el chascarrillo de que bien podría ser una estrategia comercial de una armería para reducir su stock.

Hoy, apoyado en mi balaustre del jardín, escuchaba las noticias sobre la Encuesta de Población Activa. Doblamos prácticamente la media de la zona Euro y tenemos otros 700.000 en ERTE que todavía no computan en las cifras de parados.

Tampoco es baladí el problema sanitario en España, con más de 100.000 fallecidos por el Covid, con un número importante de muertos no reconocidos por el Gobierno y con un goteo incesante que de forma diaria siguen engrosando las cifras.

Según la European Anti Poverty Network-Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en España y Oxfam Intermón, la pobreza severa se sigue abalanzando sobre nuestro territorio y podría aumentar en España en casi 800.000 personas y llegando a 5,1 millones.

Caixa Bank concluye en sus estudios que el balance de situación es malo, puesto que la mayoría de los sectores presentan un deterioro de la situación económico-financiera. Cabe la posibilidad de una recuperación, pero cuando las medidas de restricción a la movilidad y la actividad se retiren.

Las balanzas de la justicia y del estado de derecho se desequilibran y, por primera vez en la historia, Bruselas identifica como principales problemas del estado de derecho en España la no renovación en plazo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la limitada independencia de la Fiscalía General del Estado, la lentitud de la justicia o los ataques a la prensa.

La sostenibilidad de las pensiones es una discusión recurrente, por no decir que cotidiana, muy sujeto a las veleidades políticas porque los pensionistas son muchos millones de votos, lo cual supone un enorme freno para acometer una adecuada reforma de las pensiones que la doten de un adecuado embalaje y asegure su sostenibilidad cara al futuro.

Y yo me pregunto porqué estos baladrones de gobernantes que tenemos no se ocupan de los problemas reales de nuestra sociedad. Sólo se dedican a sus cábalas políticas y a sus cambalaches. Son indecentes e inmorales, y quizás por eso, nuestros queridos representantes suponen el 20% de los principales problemas de los españoles en algunas encuestas.

Empezando por el presidente, considero que son todos unos balarrasas, que en lugar de laborar, balan, y somos nosotros, la ciudadanía, los que necesitamos chalecos antibalas para protegernos.

José García Cortés

       28-12-21

ÉTICA Y ESTÉTICA. LA CATERVA

Observo las elecciones a la Comunidad de Madrid y la verdad es que me parecen un buen reflejo de las cosas que desde hace más de un año están sucediendo a nivel nacional.

Por un lado, me pregunto si es correcto que se utilicen medios del Estado para dedicarlos a una campaña autonómica ya que, aunque es cierto que la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, no prohíbe que un Secretario General de un Partido pueda ser presidente del Gobierno sin tener que cesar en su puesto de secretario, estamos viendo como todo un presidente del Gobierno, que ha jurado gobernar para todos los españoles, se dedica a atacar duramente la gestión de una comunidad en beneficio del candidato de su partido.

Ya sabemos que existe el trastorno de identidad disociativo, que se caracteriza por la existencia de dos o más identidades en una persona, cada una con su propio patrón de percibir y actuar con el ambiente, y sucede que, a veces, Pedro Sánchez es Pedro, otras Presidente del Gobierno, otras Secretario General (y todavía veremos algunas más) según le convenga, pero, por decoro, aunque sus actuaciones pudieran ser “legales”, que Pedro Sánchez tenga intervenciones en la campaña electoral madrileña, no parece que sea lo más ético. Y en este punto digo ahora de Pedro Sánchez igual que lo he dicho de sus predecesores.

Pero no es solo una cuestión de ética (que a estas alturas ya sabemos todos que no la practica), sino que están incumpliendo también preceptos de dicha Ley aireando la financiación que va a obtener de la CE, o los éxitos en las vacunaciones y permitiendo (si no propiciando) que la Directora General de la Guardia Civil asista a un mitin del PSOE, aspectos que sí están expresamente prohibidas en la Ley Electoral.  

La legalidad significa que un acto es conforme a la ley. La ética se ocupa de la conducta correcta e incorrecta. Y un gobernante, igual que la señora del César, además de serlo tiene que parecerlo.

El problema siempre surge cuando llega la hipocresía, la doble vara de medir y, sobre todo, la manipulación mediática aderezada con su tremenda carga ideológica. Resulta asfixiante esta asimetría conductual contra la cual es muy difícil defenderse y que crea una enorme tensión en la sociedad dividiéndola, de nuevo, en bandos irreconciliables.

Enorme terremoto mediático ha provocado el despreciable y absurdo envío de algunas balas al Ministro Grande Marlasca, a la Directora General de la Guardia Civil y al candidato por Podemos a las elecciones Madrileñas. Ahora el envío de una navaja a la Ministra Reyes Maroto.

Desde luego sería fácil pensar y decir que se trata de argucias ideadas por ellos mismos para tratar de revertir la caída que tienen en las encuestas, pero, siguiendo el principio de la presunción de inocencia debemos considerar que no es una maniobra orquestada para ganar ventaja en las elecciones madrileñas, pero no parece que esa presunción de inocencia tenga reciprocidad con la suya porque inmediatamente han adjudicado esos actos a la “extrema derecha” y ésta, asociada a VOX, sin que medie el resultado de una investigación que así lo acredite.

Lejos de haber tratado el tema con la sensatez debida poniéndolo en manos de las autoridades para su investigación y considerándolo como casos aislados y casi anecdóticos, se han dedicado a poner el altavoz a todo volumen, olvidándose de los programas electorales y tratando de obtener rédito inmediato, generando todavía más crispación entre la población.

Todo esto está convirtiendo estas elecciones en un foro en el que ya no se debaten las diferentes propuestas de gobierno para la Comunidad, sino, una vez más, en las típicas posiciones españolas maniqueas que son más propias de otro siglo, con expresiones guerracivilistas como “comunismo o democracia” o “fascismo o democracia”, olvidándose los verdaderos problemas y aspiraciones de la población madrileña que se supone que es lo que se sustancia en este plebiscito.

En la antigua Roma ya el rumor y la mentira conducían a la turba contra los cristianos acusándolos del incendio de la ciudad, y en la Rusia zarista el asesinato de Alejandro II dio lugar a una dura represión contra los judíos al atribuirles la responsabilidad del magnicidio. Resulta increíble lo fácil que es deshonrar a alguien hoy en día, y lo difícil que es defenderse de los infundios y mendacidades.

Y este es el nivel de políticos que tenemos, que se marchan de los debates siendo incapaces de disputar entre ellos sus diferentes posiciones o propuestas y que solo actúan en base a cálculos electorales, estrategias revanchistas y con un lenguaje más propio de un mercado de abastos que de representantes de la ciudadanía.

Y termino pidiendo perdón a los que trabajan en los mercados de abastos. Desde luego, ellos sí que son un colectivo esencial y merecen más respeto que la caterva de políticos que tenemos, y que como define la RAE, son una multitud de personas o cosas consideradas como conjunto desordenado o de poco valor e importancia.

José García Cortés

      26-4-21