EL DESPERTAR DE LOS DIOSES

Puede resultar inquietante, alarmante, abstrusa, desgarradora y provocante, la actitud del sempiterno, taimado, sibilino y extravagante Presidente Ruso Vladimir Putin. Tras unos días de enturbiadoras insidias falaces y amenazas, desata todo su poderío bélico sobre un País en desarrollo y desamparado, ante las miradas extrañas e incrédulas de occidente.

Los politólogos internacionales, no podían estar en más desacierto con las intenciones inefables e inconmensurables del imperialista. La sombra de Stalin aparece de nuevo. Otro genocidio puede ocurrir. Un 30 de diciembre del año 1922, las repúblicas de Bielorrusia, Ucrania, Armenia, Azerbaiyán y Georgia, formaron parte de la URSS hasta la ¨perestroika¨ (1985). Durante estos años, la Repúblicas, acompañaron a la Rusia del año 1917: propaganda, represión, mentiras y terror. Todo régimen comunista, se basa en la alianza de comisarios políticos y oligarcas económicos, unidos por la corrupción y la violencia a sus ciudadanos.

Los discursos pueriles del nefelibato Presidente de EE.UU. y el comportamiento enfervorizado, demagógico y servil de la izquierda europea, no hacían mas que enconar y alimentar a la bestia. Como dice A. Perez Reverte, ¨chicos y chicas valientes mueren otra vez, combatiendo solos y sin esperanza ante profesionales de la guerra. Europa es una piltrafa y Putin lo sabe. En unas semanas, quien hoy lo critican, negociaran sobre hechos consumados¨.

Desde la llegada de Vladimir Putin a la presidencia, sus actitudes y hechos, nos aventuraban tales acontecimientos. La anexión de la República de Crimea, entre otras, (2014), el envenenamiento de Alexander Litvinenko y las palabras premonitorias de un nostálgico de la KGB, organización a la que perteneció; con una personalidad introvertida, soez, intransigente, arrogante, fatuo y falaz. Hacían prever sus deseos imperialistas. Sus políticas compartidas con Xi – Jinping y el apoyo incondicional de éste a sus acciones, hace que no tenga nada que temer de las naciones occidentales.

China mira a Taiwan, tiene a su tonto útil, Kim Jong – un, molestando continuamente a sus vecinos del sur y a EE.UU. Alguien puede creer que si no estuviera su protector detrás, ¿ actuaría de esta manera?. Rusia pretende recuperar sus exrepúblicas. Sudamérica en manos comunistas y Africa manejada por los chinos y extremistas. No sé por qué en este momento, pero los dioses están despertando. Los emperadores chinos, zares, dictadores y genocidas como Lenin, Stalin y Hitler vuelven a la vida. Me preocupa más el despertar del Califa Abd al – Málik, no sea que mande algún descendiente de su general Tariq aprovechando la debilidad española y sus múltiples divisiones en territorios, ayudado por traidores podemitas, como ya ocurrió con los hijos de Witiza en el año 711.

Está muy claro que Europa y EE.UU, necesitan nuevos líderes, nuevas políticas y desde luego frenar el enriquecimiento de los países escasamente democráticos. Los hemos alimentado desde la globalización, desde la dependencia energética, desde que les damos ayudas para controlar la emigración o al desarrollo, y se hace un mal uso de esos fondos. Partidos extremistas que apoyen las acciones de Putin y critiquen a la OTAN como estamos viendo estos días en nuestro País, Líderes como Maduro y otros Presidentes con la misma ideología que apoyen a genocidas, son los que deberíamos combatir cada día. No permitir su legalización y mucho menos que lleguen al poder en un País democrático. Independentistas que desean romper la Nación, que no cumplen la Constitución y adoctrinan a sus hijos en el odio a sus vecinos, herederos de traidores como Francesc Maciá (1925) que pidió ayuda a la URSS para culminar sus ideas. Hechos similares ocurrieron con Puigdemont. Están actualmente formando parte del gobierno de España, junto a los comunistas, socialistas y herederos de ETA. Qué podemos esperar del sátrapa ruso. Europa dividida y con extremistas aspirando a gobernar, Inglaterra sale de la U.E. y en EE.UU. gobiernan tramoyistas y payasos.

Creo que deberíamos actuar, ayudar a los ucranianos. Las consecuencias, impensables, pero si no lo hacemos, seremos cómplices de lo que ocurra y lo que es peor, ¿pediríamos ayuda si nos invaden Ceuta y Melilla? ¿Miraríamos a Europa y EE.UU con la misma nobleza que lo hacen en Ucrania si no nos ayudan?

David Lynh le dice a Putin que ¨toda esta muerte y destrucción regresará a ti¨. Pero mientras, puede hacer mucho daño. Creo que no solo con exclamaciones, manifestaciones y embargos se detiene el mal. No solo la OTAN debería actuar. El mundo civilizado debería estar unido. Mañana podría ser otro.

Manuel Lozano Molina

         28/II/22

Un comentario en “EL DESPERTAR DE LOS DIOSES

  1. Como usted dice, hay que revisar todo lo que ha hecho Putin desde que llegó a la presidencia. Empezó pidiendo la entrada en la Otan, pero la Otan no lo quiso, porque ya contaba en sus planes que Rusia siempre sería el enemigo. Putin es tanto producto de sí mismo como de la anglosfera.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: