El buen Patrón

La Navegación De La Nave, Capitán Experimentado, Viejo Lobo De Mar Con El  Pelo Gris Y Barba En Su Puesto De Trabajo En Cabina De Navegación Barco  Fotos, Retratos, Imágenes Y FotografíaNo he visto la película, ni soy muy de Bardem, el titulo viene al caso de Albert Rivera.

Para se patrón hay que haber sido marinero.

El amigo Bardem ha sido marinero, grumete, polizón y lo que hubiera hecho falta,. Por eso le han nominado para un Oscar. Porque su trabajo, mas allá de simpatías personales, lo hace “de cine”.

El problema es cuando el patrón no ha hecho de marinero y por no tener no tiene ni el titulo de patrón. Aunque yo lo tengo dice muy poco de mi, pero me da derecho a navegar y calificar las maniobras de los demás como “barberos”, los hombres de mar sabéis lo que ese termino quiere decir.

Pues bien, cuando uno deja el barco sin haber llegado a puerto mal vamos. Es señal de que el barco hacer aguas y no va a ser capaz de arribar a su puerto de destino. Un buen patrón es el último en abandonar la nave.

Y si se presentan problemas y hay riesgo de zozobrar e irse a pique por el estado de la mar y los vientos, ordena tomar un rizo y larga un ancla de capa por barlovento para evitar la deriva.

Si no se sabe como gobernar una embarcación y por tanto a su tripulación, mejor es no aventurarse en singladuras por mares y derroteros desconocidos. Una empresa así no tiene visos de llegar a buen puerto.

El amigo Rivera, ni tiene el titulo ni ha sido marinero, ni cocinero, antes que fraile. Recuerdo el caso de Esperanza Aguirre, viejo lobo en el mar en la política sin experiencia en el mar, que se diluyó en el océano de la empresa privada como head hunter.

A Rivera le ha pasado lo mismo pero él este caso quiere sacar provecho de ello, ya que otra cosa ha visto que no puede sacar.

La política esta llena de egos, de humo,, de falsas esperanzas, de palabras grandilocuentes, de promesas incumplidas… La realidad, mucho mas cerca de cada uno de nosotros, está basada en hechos, números… en relaciones interpersonales de igual a igual. Incluso a veces hay que “bajarse los pantalones” para sacar las cosas adelante, tragándose sapos y culebras sin pedir explicaciones.

Querer trasponer el modelo de la política a la empresa es como pretender gobernar un barco en alta mar como si fuera un coche por una autopista.

Los vientos y las derivas nos deben hacen cambiar el rumbo pero siempre estamos a tiempo de aprender de ello sin perder de vista nuestro puerto de destino.

Pero nunca debemos abandonar el barco salvo que seamos unos BARBEROS.

Veremos a ver quien se lleva el Oscar en esta ocasión si Bardem en Los Ángeles o Rivera en los tribunales.

Rafael Valls

  10-2-22

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: